¿Se puede registrar la palabra "coche"? ¿O "mesa" o "ventana"? ¿Y la palabra "caramelo"? Eso es justo lo que King.com, creadores del popular juego Candy Crush, quiere hacer con la palabra "Candy". La noticia se conoció este lunes pero ahora decenas de desarrolladores, perplejos por la decisión de King.com, se han puesto manos a la obra para crear juegos que contengan justo esa palabra. Por trolear, y con razón. Ya existe uno: CandyCandyCandy.

La iniciativa de King.com de registrar una palabra tan común y general como "candy" no ha sentado nada bien entre la comunidad de desarrolladores de juegos. Dos de ellos, en Twitter uuav y Caribou, han querido protestar pasando a la acción y creando "The Candy Jam", una competición que anima a otros a aguarle la fiesta a King lanzando juegos con la palabra "Candy" en el nombre. Si además incluyes "memory", "saga", "apple" también vale. Hasta ha surgido el hashtag #candyjam en Twitter que está teniendo bastante movimiento.

El troleo de los desarrolladores de juegos probablemente se quedará en anécdota, pero la verdadera cuestión es por qué King.com ha decidido intentar registrar una palabra genérica como "candy" y, sobre todo, qué ocurrirá si lo consigue. En Polygon analizan muy bien la situación y hay dos conclusiones interesantes:

  • King.com aún no ha conseguido el registro de la palabra. Cuando la oficina de patentes y marcas de EE.UU. acepte la petición habrá un plazo de 30 días para rebatirla y, seguro, habrán unos cuantos desarrolladores y estudios de juegos que tedrán algo que decir.
  • Incluso si King.com logra hacerse con la suya, eso no quiere decir que nadie más la pueda utilizar la palabra "Candy" en el nombre o contenido de sus juegos. King.com solo podría demandar a otro desarrollador que la utilice si hay un caso claro de que ese otro juego se confunda con el de Candy Crush. Por ejemplo, "Candy Splash". Aún así, ni con esas las tendría todas para ganar un pleito judicial.

Foto: iMore