Imagen: Hot Tub Time Machine 2 / Paramount Pictures

Solo uno de cada cinco estadounidenses se subiría a un vehículo autónomo sin pensárselo dos veces. El 78% les tiene miedo, según una encuesta de la Asociación Automovilística de Estados Unidos (AAA). Inquietante, teniendo en cuenta que la industria ha acelerado la adopción de la tecnología.

Advertisement

La AAA hizo el mismo estudio el año pasado y llegó a resultados similares, a pesar de los avances de compañías como Uber, Google y Tesla. La encuesta dice además que el 54% de los conductores se sienten menos seguros con la idea de compartir carretera con vehículos autoconducidos, y solo el 10% se siente más seguro (sí, en un país donde se han disparado los accidentes de tráfico a niveles de hace 50 años por las distracciones con el móvil).

Pero no nos alarmamos todavía porque, según la misma encuesta, el 59% de los conductores estadounidenses quieren que su próximo coche tenga tecnologías autónomas. “Este marcado contraste sugiere que los conductores estadounidenses están listos para abrazar la tecnología autónoma, pero aún no para darles el control total”, sostiene la AAA.

Advertisement

El temor generalizado a los coches autónomos contrasta con la opinión de los conductores que poseen vehículos equipados con características semiautónomas, como el Autopilot de Tesla. De este grupo, el 75% es más propenso a confiar en la tecnología. [AAA vía mixx.io]