Microsoft hace un mes: “Windows 10 estará disponible el 29 de julio”. ¡Bien! Millones de usuarios en todo el mundo se graban la fecha en la cabeza. Microsoft hoy: “La actualización será en fases”. Es decir, tendrás que esperar. ¿Cuántos días? No se sabe. Es el último capítulo de una interminable lista de cambios, aclaraciones y rectificaciones sobre el lanzamiento de Windows 10. Y lo peor: recuerda demasiado a lo ocurrido con la Xbox One.

Windows 10 es, por número de usuarios en todo el mundo, el lanzamiento de software más importante que existe. Para Microsoft es vital no fallar: las licencias de Windows suponen todavía más del 20% de los ingresos totales de la compañía.

Advertisement

En el frente del producto, hemos probado Windows 10 a fondo y es, con diferencia, el mejor sistema operativo que ha desarrollado Microsoft hasta la fecha. Uno que debería hacernos olvidar Windows 8 para siempre. Sin embargo, la compañía se ha empeñado en confundir a sus usuarios con mensajes ambiguos, rectificaciones y aclaraciones que están haciendo de la fase de lanzamiento un auténtico laberinto. Por supuesto, no es sencillo. Estrenar una nueva versión del sistema operativo más usado en el mundo es de hecho complejísimo. Pero es algo que Microsoft lleva haciendo toda la vida. ¿Por qué tanta confusión? Ahí va un recuento:

Windows 10 gratis, ¿para todos? ¿para siempre?

La imagen de arriba la mostró Microsoft en su presentación oficial de Windows 10 en enero. Era peligrosamente ambigua. Ok, si estás en Windows 7, Windows 8,1 o Windows Phone 8.1, tu actualización a Windows 10 sería gratis “el primer año”. Pero, ¿qué pasa si aún estás en Windows XP o Vista? ¿Y si usas actualmente una copia pirata de Windows? ¿Gratis “el primero año? ¿Qué significa eso? ¿Qué pasa después del “primer año”?

Advertisement

Microsoft aclaró que ese “primer año” significa en realidad “actualizar durante el primer año”. Una vez lo haces, ya está, gratis para siempre. Sin suscripciones ni costes adicionales. En lugar de explicarlo así, en el lenguaje sencillo y plano que utilizamos los humanos, enterró la explicación en un extenso post del responsable de Windows, Terry Myerson que, además, no dejaba claro qué ocurría con los usuarios de XP, Vista o los que utilizaban copias pirata.

Primeras dudas sembradas.

¡Gratis también si tienes una copia pirata! Ah, no

Fue el asunto más controvertido. En marzo la compañía sorprendió con este comunicado: “cualquiera con un equipo cualificado puede actualizar [gratis] a Windows 10, incluidos aquellos con una copia pirata de Windows. Creemos que con el paso del tiempo la gente se dará cuenta del valor de licenciar Windows correctamente y hará más fácil que se pasen a copias legítimas”. Bombazo.

Tampoco.

24 horas después Microsoft matizaba ese comunicado global. Si tenías una copia ilegal de Windows y querías saltar a Windows 10, tocaba pasar por caja. Pero lo explicaba de nuevo de forma enrevesada y confusa. No sería hasta el 15 de mayo cuando Terry Myerson lo dejó claro de una vez por todas: si tienes una copia pirata de Windows, toca pagar. Algunos fabricantes podrían ofrecer “atractivas ofertas de actualización a Windows 10”, es decir, pagar menos, pero en cualquier caso, no saldría gratis.

De nuevo, incertidumbre e información en entregas.

Si tienes XP o Vista, también será gratis. Bueno, no

Fue el penúltimo lío. Microsoft anunció a finales de junio la política de actualización a Windows 10 para los usuarios del Windows Insider Program que ya utilizaban la versión beta del sistema operativo. La compañía aseguró que sí, también se actualizarían gratis a Windows 10, pero lo hizo nuevamente de forma tan ambigua que abrió la puerta a interpretar que sería en realidad una opción para usuarios de XP y Vista de conseguir una copia gratis del nuevo sistema.

Tras varias rectificaciones en medios, la compañía tuvo que publicar otra aclaración. Si te has pasado a la beta de Windows 10 a través del Insider Program y venías de Windows 7 u 8.1, sin problema, recibirías la actualización final gratis incluso si luego decides salirte del programa Insider. Pero si actualizaste desde XP o Vista, necesitarás permanecer en el programa Insider tras el 29 de julio, sino tendrás que volver a tu sistema operativo anterior.

La confusión fue tal que hasta decidimos hacer el gráfico de arriba para intentar explicarlo de un vistazo.

Llega el 29 de Julio. Errr, no, más tarde

Ha sido la última “aclaración”. Inicialmente Microsoft prometió que Windows 10 llegaría a todos el 29 de julio, pero hoy ha confirmado que en realidad la actualización será gradual. Solo los usuarios del Insider Program la recibirán el 29 de julio, para el resto toca esperar. ¿Cuántos días? No se sabe.

Advertisement

¿Por qué no gestionar las expectativas bien desde el inicio y confirmar el mismo día que Microsoft anunció la fecha de disponibilidad, a comienzos de año que, efectivamente, sería un proceso gradual?

El fiasco de la Xbox One se repite

Si rebobinamos a 2013, veremos que algo muy parecido ocurrió en el proceso de lanzamiento de la Xbox One. Microsoft anució medidas muy polémicas, como juegos con DRM, necesidad de conectar la consola a Internet cada 24 horas o la obligación de tener la Kinect para utilizar el equipo. En cuestión de días, y tras la avalancha de críticas, Microsoft dio marcha atrás en todas estas medidas. Una cosa es rectificar, otra confundir y cabrear a tus usuarios.

Advertisement

La estrategia de comunicación de Microsoft con la Xbox One fue tan errática que hasta Sony se aprovechó de ello. “Mientras otros han cambiado su historia, nosotros somos consistentes”, llegó a decir la japonesa en una de sus presentaciones. Hoy la PS4 ha vendido más del doble de unidades que la Xbox One a nivel mundial, pese a tener esta última funciones y juegos en muchos aspectos superiores a los de su rival. ¿Son las cifras consecuencia en parte del fiasco de comunicación inicial? Difícil argumentar que no ha influido. Ahora le toca el turno a Windows 10. Y el comienzo no ha sido esperanzador.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)