Si estás atrapado en alguna fiesta de Halloween y no sabes cómo romper el hielo, aquí tienes un tema que puede dar conversación: la sorprendente cantidad de cadáveres que han sido confundidos con decoración de Halloween en los últimos 30 años. No apto para estómagos delicados.

En 2015, el cuerpo de una mujer de 31 años que colgaba de una valla en una calle residencial de Chillicothe (Ohio) fue confundido por los locales con una broma de Halloween. Más tarde, unos obreros se dieron cuenta del error y llamaron a la policía. La mujer presentaba múltiples traumatismos en la cabeza y el cuello. Las autoridades creen que fue asesinada con una piedra por hombre de 27 años que sigue siendo juzgado por el crimen.

Advertisement

Advertisement

En 2012, un cartero pasó por la casa de un hombre de 46 años y se encontró con su cuerpo tendido en las escaleras del porche, pero pensó que era un muñeco de Halloween. El servicio postal declaró después que esa “situación desafortunada” no se habría producido en ninguna otra época del año. El hombre había muerto el día 2 de noviembre al regresar a casa del trabajo.

Imagen: Makazine

En 2009, el cuerpo de un hombre de 75 años pasó varios días descomponiéndose en su balcón de Marina del Rey (California) porque los vecinos creyeron que era una escena de Halloween y no alertaron a la policía. El hombre se había quitado la vida de un disparo en el ojo el lunes; su cuerpo fue retirado el sábado de esa semana. Se encontraba en una silla y a la vista de sus vecinos en el tercer piso de un complejo de apartamentos.

En 2005, el cadáver de una mujer de 42 años permaneció varias horas colgado de un árbol a 4,5 metros de altura en una calle moderadamente transitada de Frederica (Delaware). Los transeúntes creyeron que era una simple broma de Halloween. Algunos vecinos se habían encontrado con la escena a la hora del desayuno, pero la policía tardó más de tres horas en retirarlo. “Pensaron que era decoración”, dijo después la esposa del alcalde.

Sponsored

En 1990, un adolescente de 17 años se ahorcó accidentalmente con una horca en una atracción que formaba parte de una cabalgata de Halloween. La carroza continuó avanzando por las calles de Lakewood (Nueva Jersey) hasta que el conductor del tractor se dio cuenta de que el chico no había pronunciando el discurso que normalmente interpretaba al pasar.

Una semana después, un adolescente de 15 años murió ahorcado en condiciones similares por una soga que falló, esta vez como parte de la decoración de Halloween de la casa de su tía, en Charlotte (Carolina del Norte). Fue declarado muerto entre telas de araña falsas y murciélagos de plástico en una fiesta que organizó la propia víctima con sus amigos.

Advertisement

Volvió a ocurrir lo mismo en 2001. Esta vez la víctima era un chico de 14 años de Sparta (Michigan). El adolescente formaba parte de una atracción de Halloween y pensó que asustar al público saltando de entre los árboles era demasiado obvio, así que decidió colgarse de una rama. Al parecer no era lo suficientemente pesado para evitar que la rama lo levantara y acabó muriendo de asfixia. Sus compañeros pensaron que estaba actuando y no hicieron nada por ayudarlo. El público lo vio morir en directo.

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.