Por estas fechas, el Sol debería estar en un pico de actividad que marca el final de un ciclo que se repite cada 11 años. Sin embargo, este clímax no sólo no ha llegado, sino que nuestra estrella está en un mínimo histórico que no se ha visto en cientos de años. Esta especie de pereza súbita del Sol tiene completamente desconcertados a los astrónomos.

Investigadores como David Hathaway, Director del Grupo de Físicas Solares de la NASA no duda en calificar el fenómeno como el pico más bajo de actividad solar en 200 años. Otros investigadores a lo largo y ancho del planeta repiten expresiones similares de sorpresa en declaraciones hechas al Wall Street Journal.

Advertisement

Uno de los síntomas de esta apatía solar es que el número de perturbaciones magnéticas conocidas como manchas solares se ha reducido a la mitad de lo que se esperaba para estas fechas, y las que hay son más débiles. En comparación, la tormenta solar de Halloween de 2003, hace casi 11 años, está considerada la más potente de la era espacial.

Para complicar la cuestión, los polos magnéticos del Sol están descompensados. Lo normal es que, cada 11 años, los polos magnéticos del Sol reduzcan su intensidad para, a continuación, invertir su polaridad. En esta ocasión, el polo norte magnético del Sol cambió hace cerca de un año, pero el polo sur permanece igual, por lo que ahora ambos tienen la misma polaridad.

Los investigadores se rascan la cabeza con perplejidad ante el comportamiento del Sol, pero no están en absoluto preocupados. Tan solo mantienen el ojo vigilante en la estrella para aprender más sobre esta inusitada actividad mientras esperan que vuelva a la normalidad. Los más contentos con esta situación son los fabricantes y propietarios de satélites, que sufren menos interferencias electromagnéticas en sus equipos. [WSJ]

Foto: Mancha solar. Wikipedia, bajo licencia Creative Commons