La duración de la batería siempre es la característica más lenta y difícil de valorar cuando analizamos un dispositivo. La cifra final depende de tantas variables que no siempre la experiencia de un usuario es válida para otro. La semana pasada se han publicado varios análisis que critican duramente la autonomía del Motorola Moto 360. Nuestros primeros datos apuntan a que quizá no sea tan mala.

Generalmente nos gusta pasar al menos una semana con el dispositivo antes de emitir un veredicto. Aún no llevamos tanto tiempo, por lo que las consideraciones expuestas a continuación no pueden tomarse como definitivas. No obstante, nos han preguntado mucho por la batería del Moto 360. Esto es lo que hemos podido comprobar hasta ahora.

Viernes

Nuestro primer día con el Moto 360 ha empezado a las 7:30 de la mañana. El reloj tenía el modo de luz ambiental desconectado para que la pantalla solo se active cuando la toquemos o hagamos el gesto de mirar la hora. Ese día tuve una tonelada de notificaciones, navegué algo utilizando los controles de voz, y consulté frecuentemente el ritmo cardíaco (algo que de todos modos se supone que hace continuamente). Al acostarme a las 22:00, aún quedaba un 27% de batería.

Sábado

El sábado el Moto 360 no pasó por tanto estrés. Después de cargarlo durante un rato, estuvo en modo avión durante buena parte del día por un vuelo entre Chicago y San Francisco, pero eso no evitó que jugara con él constantemente durante el vuelo. A la noche, se me olvidó ponerlo a cargar y dormí con él puesto. Cuando me desperté, aún tenía batería. En números: Tras 22 horas y media funcionando (con unas cinco horas en modo avión) aún tenía un 19% de batería.

Domingo

El Moto 360 carga muy rápido. Después de solo una hora cagando pasó del 19% a estar completamente listo para la acción. Decidí ponerlo en modo ambiente. En este modo la pantalla reduce mucho la luminosidad, pero no se apaga. Es el modo por defecto, por ejemplo, del LG G Watch y del Samsung Gear Live. Se nota la diferencia, pero tampoco es dramático. En 14 horas, la batería bajó hasta el 15%.

Conclusiones

Es muy pronto para sacarlas. Parece razonable decir que, si desactivamos el modo ambiente, el Moto 360 aguanta 24 horas. Utilizar el micrófono u obligar al reloj a aumentar a tope el brillo para mostrar la imagen en entornos muy iluminados afectan bastante a esta cifra.

Es probable que el Moto 360 no tenga tan buena autonomía como sus últimos rivales Android Wear, pero su pantalla es la más brillante, y es el único por el momento que monitoriza constantemente nuestro ritmo cardíaco. Lo menos que se puede pedir a un smartwatch es que su batería dure una jornada completa, y ese mínimo lo cumple. Cuando hayamos terminado una prueba más larga os ofreceremos conclusiones más definitivas en el análisis del Moto 360.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)