Studio Ghibli, creado en 1985 por el galardonado Hayao Miyazaki , es considerando uno de los mejores estudios de animación del mundo. Solo hace falta darse una vuelta por algunos de lo paisajes de fondo en sus películas para saltar de repente a un fascinante mundo imaginario.

Esos mundos, inspirados muchas veces en paisajes reales de Europa o Japón, aparecen creados como si fueran sueños, salidos de un cuento de hadas. El color, las formas, los personajes... es el sello inconfundible de Studio Ghibli. Gran parte de la culpa la tiene Kazuo Oga, que fue director de arte del estudio en películas como Totoro o La Princesa Mononoke, y responsable de fondos artísticos en El viaje de Chihiro o Ponyo.

Advertisement

La galería debajo (más aquí) muestra algunos de esos trabajos inolvidables de Oga. Si te gustan, puedes ver más en este libro. [vía Jason y Kotaku]