Encontrar un esqueleto de 10.000 años bien conservado es difícil. Recuperar otros once es una oportunidad muy rara. Descubrir que, de esos doce, diez murieron con violencia y los otros dos murieron atados, es algo histórico. La revista Nature publica hoy las pruebas de una auténtica masacre prehistórica.

El hallazgo tuvo lugar en 2012 en un yacimiento de Kenia llamado Nataruk, a 30 kilómetros del lago Turkana. Investigadores de la Universidad de Cambrige, liderados por la antropóloga argentina Marta Mirazón Lahr, identificaron los restos de al menos 27 cazadores-recolectores de 10.000 años de antigüedad, posiblemente muertos a orillas del lago y fosilizados por la grava.

Advertisement

21 eran adultos (ocho varones, ocho mujeres y cinco indeterminados), uno era adolescente y el resto eran niños menores de seis años que murieron cerca de las mujeres. Una mujer estaba embarazada de entre seis y nueve meses; murió sentada y posiblemente con los pies y las manos atadas. De los 10 esqueletos que presentan signos de violencia, cinco fueron asesinados con flechas y los otros cinco con contusiones en el cráneo (causadas, lo más seguro, con palos de madera). Algunos tienen las costillas fracturadas y otros recibieron impactos en las rodillas y las manos. A uno le habían aplastado el cráneo con un golpe en cada ojo. Otros dos murieron atravesados con puntas de lanza o flechas de obsidiana muy afilada (uno de ellos aún tenía la hoja de piedra negra incrustada en el cráneo).

La obsidiana es difícil de encontrar en yacimientos de la Edad de Piedra por esta zona del lago Turkana, lo que sugiere que los grupos que se enfrentaron en Nataruk vivían en lugares diferentes” explica la autora principal del estudio. ¿Es Nataruk la guerra más antigua que se ha documentado hasta ahora?

Sponsored

En la época de la matanza, los Homo sapiens cazadores y recolectores de la zona formaban sociedades nómadas de las que no teníamos pruebas de violencia excepto entre individuos. Con el nuevo hallazgo se adelanta en miles de años el inicio de una violencia que, creíamos, llegaría con sociedades agrícolas más modernas.

La masacre de Nataruk pudo ser el resultado de intentar apoderarse de recursos como el territorio, las mujeres, los niños y losalimentos almacenados en recipientes. Los ataques violentos contra asentamientos formarían parte de la vida en sociedades agrícolas posteriores

Los investigadores hablan de la masacre más antigua, pero esa afirmación no convence a todos los expertos. En los 60 se hallaron varios esqueletos con signos de violencia en un cementerio al norte de Sudán; los paleontólogos los dataron con una antigüedad de entre 12.000 y 14.000 años. Sin embargo, esas fechas nunca fueron validadas por ningún artículo científico. [Nature]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)