Cerramos el día de lanzamiento del iPhone 5S en sus primeros 11 mercados con una batalla que no podía esperar: la de las cámaras. Nuestros compañeros de Gizmodo US llevan todo el día probando la renovada cámara del iPhone 5S y midiéndola con sus principales competidores ¿Quién se llevará el gato fotográfico al agua?

Cuando el iPhone 5 salió a la venta, apenas había móviles que consiguieran batir su cámara en todos los campos. El panorama ha cambiado mucho. Terminales como el HTC One, o el Nokia Lumia 1020 tienen mucho que decir a las pretensiones del iPhone por subirse al trono.

Advertisement

Ahora Apple ha mejorado su cámara con un doble flash cuyos diodos son un poquito más grandes (un micrómetro, concretamente), y uno de los cuales está coloreado para, se supone, dar una iluminación más natural. La apertura de la cámara también se ha incrementado hasta f/2.2. ¿Será suficiente? A continuación tenéis algunas pruebas.

Luz diurna

Esta foto está tomada desde el tejado del cuartel general de nuestra editorial, Gawker Media. A continuación hemos reducido las fotos hasta encajar en la imagen combinada, independientemente de su resolución (de ahí las diferencias de tamaño).

Aparentemente, iPhone 5 y 5S se comportan de manera casi idéntica. El Nokia Lumia 1020 y el HTC One también afinan bien el color y sólo el Samsung Galaxy S4 se queda por detrás del grupo. Al acercarnos, sin embargo, podemos ver algunos artefactos indeseados en el One, y un contraste no tan bueno en el 1020.

Un vistazo más detallado a otras dos imágenes entre el iPhone 5 y el 5S revela que, en modo automático, el primero enfoca con un poco más de nitidez. Suena inaudito, pero el modelo antiguo es el que se impone.

Advertisement

Advertisement

Ganador: iPhone 5

Baja luz

Cuando las condiciones de luz son malas, el iPhone 5s brilla con luz propia muy por encima del iPhone 5 (que llena la imagen de ruido) y con mejor balance de tonos que el Lumia 1020. Del Galaxy S4 mejor no comentar. Sólo el HTC One es igual de luminoso, pero la nitidez del 5S es superior.

Comparados el iPhone 5 y el 5S, el segundo supera ampliamente al primero y no sólo por una cuestión de lente. El procesado de la imagen es mejor. El modo automático de baja luz del iPhone 5S saca las imágenes con ISOs más bajas y no combina diferentes tomas como el iPhone 5. El resultado nos convence más.

Advertisement

Ganador: iPhone 5S

Flash

El nuevo flash del iPhone 5S integra dos lámparas, una de luz fría y otra de luz cálida. La idea de Apple es conseguir una iluminación más cálida, pero el problema es que el efecto no parece natural del todo.

En esta foto de Batman sobre un lavabo se ve más claro el problema. La porcelana debería de ser blanca independientemente de que usemos flash o no. En lugar de ello, el nuevo flash del iPhone 5S es como si aplicáramos un filtro cálido de Instagram. No es mal efecto, pero no convence.

La comparación termina en cuanto entra en juego el Nokia Lumia 1020. El terminal de la finlandesa es el único que integra flash de Xenon, y el único que es capaz de hacer que nuestro amigo luzca como un ser humano en una toma con flash.

Advertisement

Advertisement

Ganador: Nokia Lumia 1020

Moraleja: Cada plataforma tiene su cámara

Si tuvieramos que elegir una sola cámara entre todos, seguiríamos eligiendo la excepcional cámara del Nokia Lumia 1020. No hay otra mejor. Sin embargo, nadie elige un smartphone sólo por su cámara, y nadie va a optar por un Lumia, por mucha cámara que tenga, si lo que busca es un terminal con Android o iOS. El HTC One sigue siendo la opción más solida de esta comparativa en el segmento Android, aunque sospechamos que el Sony Xperia Z1 y su cámara de 20 megapíxeles con Exmor y G-Lens tienen algo que decir al respecto.

Si la cuestión es entre el iPhone 5C y el 5S, la balanza se decanta hacia el 5S por su mejor comportamiento en condiciones de baja luz, pero la diferencia es muy pequeña, y si optamos por el iPhone 5C apenas notaremos la diferencia (Su cámara es idéntica a la del iPhone 5).