Lo que ves en la imagen de arriba es uno de los componentes clave de la que será la cámara digital más rápida del mundo, capaz de alcanzar una velocidad de transferencia de 1.500 millones de píxeles por segundo. Cuando esté finalizada, se instalará dentro del Gran Telescopio para Rastreos Sinópticos (LSST), en Chile, lista para rastrear el cielo captando imágenes de 3,2 gigapíxeles cada una. Si todo marcha bien, estará en pleno funcionamiento en el 2022.

Una de las ingenieras responsables de esta cámara es la de la imagen, Justine Haupt, del Brookhaven National Laboratory, encargada de desarrollar tanto el equipamiento para testear el sensor de la cámara como los paneles electrónicos del equipo (parte de lo que sostiene en la imagen). La cámara del LSST básicamente combinará la tecnología óptica y fotográfica más avanzada del momento con un poder de computación masivo para mover semejantes imágenes de 3,2 gigapíxeles (3.200 megapíxeles).

El LSST debería haberse estrenado en 2012 pero diversos problemas de financiación han retrasado su finalización. Ya solucionados (con financiación de 36 instituciones e inversores privados, entre ellos Bill Gates), su construcción sigue adelante para una fecha estimada de inauguración en 2022. El telescopio al completo tendrá 8,4 metros de largo y empleará una cámara de triple lente con sensor de 3,2 gigapíxeles. Podrá tomar más de 800 panorámicas del cielo cada noche, unos 20 terabytes de datos. Por eso se necesita un poder de procesamiento interno increíblemente potente, capaz de transferir 1.500 millones de píxeles por segundo.

Advertisement

Debajo puedes ver un esquema de esta cámara digital que tendrá 1,6 metros altura, 3 metros de largo y pesará 2.800 kilos. En combinación con el telescopio, se calcula que será capaz de producir 200.000 detalladas fotos del Universo al año. Una increíble pieza de ingeniería fotográfica. [BNL]