Stonehenge sigue siendo el centro de multitud de enigmas. El último de ellos tiene que ver con sus piedras. Un equipo de investigadores del Colegio Universitario de Londres por fin ha localizado el lugar exacto del que provienen las denominadas “piedras azules” de Stonehenge, pero hay un problema con las fechas.

Stonehenge se construyó con dos tipos de piedra. Los bloques más grandes y abundantes se componen de Sarsen, una variante local de la piedra arenisca muy abundante en la zona de Salisbury Plain donde se asienta el conjunto neolítico.

Advertisement

El segundo tipo de bloques usados en la construcción se denominan “piedras azules” (Bluestones) pero no son de ese color. Se trata del término popular para referirse a las piedras foráneas que no se extrajeron en la zona de Stonehenge. Se trata de grandes bloques de dolerita y riolita y son alrededor de 400 años más antiguos. La creencia común era que estos bloques provienen de las colinas Preseli, en el cercano condado de Pembrokeshire, en Gales.

Campamentos de mineros

La zona de dónde proceden las piedras tan solo se suponía, pero ahora los investigadores han localizado el emplazamiento exacto de las canteras, en Carn Goedog y Craig Rhos-y-felin. Los alrededores de estos emplazamientos se han convertido también en excavaciones en las que los arqueólogos examinan los campamentos de mineros del neolótico que extraían las piedras.

Advertisement

Los doctores Richard Bevins y Rob Ixer han podido determinar con exactitud que los bloques de Stonehenge proceden de estos emplazamientos, pero las fechas no coinciden. Según el profesor Parker Pearson. las piedras de Craig Rhos-y-felin se extrajeron alrededor del año 3.400 antes de Cristo, mientras que las de Carn Goedog se sacaron en el 3.200 BC. Sin embargo, los bloques no se instalaron en Stonehenge hasta el año 2.900 antes de nuestra era. En otras palabras, hay una diferencia de 500 años. Pearson explica:

Es posible que trasladar esas piedras hubiera llevado 500 años a esos mineros del neolítico, pero me parece muy poco probable. Por el contrario, la opción más probable es que esas piedras se hayan usado antes en un monumento local cercano a la cantera y que después se desmanteló para llevarlo hasta Wiltshire.

Las características y posible localización de ese monumento se desconocen. Los investigadores están ahora trazando la ruta más probable por la que pasaron las piedras. Las excavaciones continuarán en 2016 para tratar de hallar ese nuevo monumento. [Antiquity vía Colegio Universitario de Londres y Huffington Post]

Foto: Colegio Universitario de Londres y Wikimedia Commons

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)