Las casas con todas las paredes de cristal son realmente espectaculares, pero nos plantean muchas dudas. ¿Cómo nos resguarda del frío en invierno o del calorazo del verano? ¿Y la intimidad si hay vecinos? Esta espectacular casa de campo elimina esos inconvenientes con una solución ingeniosa y espectacular: una cubierta móvil que funciona con energía solar.

La casa está ubicada en Suffolk, Reino Unido y es obra de los arquitectos del estudio dRMM. El truco consiste en varios volúmenes sencillos e idénticos alineados en el mismo plano, de los que el último está confeccionado completamente en cristal. Una enorme cubierta sobre raíles se desplaza de una zona a otra permitiendo configurar la casa como al inquilino más le apetezca. Si hace frío o demasiado sol, la parte de cristal puede quedar completamente cubierta como si fuera una casa normal.

Advertisement

También es posible mover la cubierta solo unos metros para abrir una pequeña terraza central, o proteger de la lluvia la zona del porche. La cubierta pesa 20 toneladas y se mueve mediante cuatro motores eléctricos alimentados mediante paneles solares. Podéis consultar los detalles del proyecto original aquí. [dRMM]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)