La ciencia necesita un colisionador de partículas aún más grandeS

El tamaño importa, y si no que se lo digan a la comunidad científica internacional. Un equipo de más de mil investigadores acaba de presentar ante el CERN el proyecto para la construcción de un nuevo colisionador de partículas más grande, que nos ayude a entender mejor los secretos del universo.

El proyecto se llama ILC (International Linear Collider) y consiste en un acelerador de partículas lineal cuya longitud es de 31 kilómetros, un 30% mayor que el actual gran colisionador de hadrones o LHC, que el CERN mantiene cerca de Ginebra, Suiza.

Según los científicos que impulsan el proyecto, el ILC podría comenzar a construirse mañana mismo. Lo separan de hacerse real dos inconvenientes. El primero es el precio. Construirlo costará más de 7.800 millones de dólares.

La ciencia necesita un colisionador de partículas aún más grandeS

El segundo problema es ubicarlo, porque no todos los países están dispuestos a ceder semejante franja de terreno. En este sentido, parece que el Gobierno Japonés podría estar valorando el acoger las instalaciones en la zona montañosa del país.

La reciente confirmación de la existencia del Bosón de Higgs, al que algunos llaman ‘La partícula de Dios’ ha servido para calcular que desconocemos aproximadamente el 85% de cómo funciona el universo. Se cree que gran parte de este territorio sin explorar de la física está compuesto de materia oscura. El ILC podría ayudar a entender mejor esta parte de la física de partículas. [CERN]

Foto: AP Images