El realizador francés Antoine Delach ha tenido una curiosa idea: filmar escenas de la vida cotidiana de París, pero vistas a través de un escáner 3D similar al que usan dispositivos como Kinect. El resultado es uno de los vídeos más extraños e hipnóticos que hemos visto últimamente.

Usando cámaras estereoscópicas 3D, la ciudad de la luz parece un organismo visto bajo un microscopio electrónico. Todo, desde el tráfico hasta los viajeros del metro parecen formar parte conectada de ese gran conjunto viviente. A continuación, el vídeo. [Antoine Delach vía Sploid]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)