Los cables son un fastidio, pero siguen siendo la única alternativa si lo que buscamos es una conexión rápida y estable. Un equipo de investigadores del Instituto Fraunhofer acaba de batir un nuevo récord mundial de velocidaden una conexión WiFi: 100Gbps. Esa velocidad permite transmitir todo el contenido de un Blu-Ray en unos dos segundos.

Los científicos trabajan en el Instituto de Físicas Aplicadas en Estado Sólido, un departamento del Karlsruhe Institute of Technology, que es el centro que Fraunhofer mantiene en Karlsruhe, y no es su primer récord. Hace sólo unos meses ya lograron alcanzar los 40 Gigabits por segundo. Ahora han superado en más del doble esa cifra.

Al igual que en el anterior récord, el sistema utiliza señales de súper-alta frecuencia (a 237,5 GHz) que permiten comprimir los datos transmitidos. La pega es que estas frecuencias no atraviesan paredes como las de 2,4 o 5Ghz que emite un router doméstico. Las antenas que emiten y reciben a esta velocidad tienen que verse una a la otra. Pese a ello, sus aplicaciones siguen siendo muchísimas.

Advertisement

Los responsables del proyecto han comentado que, de todas maneras, el récord no durará mucho. Utilizando multiplexado de frecuencias y antenas capaces de emitir y recibir varias señales, el grupo de Karlsruhe cree factible llegar en poco tiempo hasta los 1.000Gbps. [KIT vía Hacker News]

Foto: Karlsruhe Institute of Technology