A lo largo de su historia, Marvel se ha visto enfrascada en todo tipo de disputas legales, pero una de las más raras tuvo lugar cuando una cantante demandó a la editorial por una portada. El motivo no era que hubiesen utilizado su imagen, sino que le preocupaba que pudieran asociarla con prácticas de brujería.

La historia es curiosa porque en torno a ella circulan múltiples versiones que no son correctas. Se dice que la cantante se enfadó porque utilizaban su imagen y también porque Marvel la comparó con una conocida bruja. En Comic Book Resources han investigado la versión auténtica, y es un poco diferente. Corría el año 1990 y Marvel publicaba un nuevo número mensual (el 15) de su serie Doctor Strange: Sorcerer Supreme. Se trataba de una miniserie en la que el hechicero supremo del Universo Marvel lidiaba con una versión fantástica de Marie Laveau. La Marie Laveau real fue una mujer que se hizo famosa en el siglo XIX por practicar el vudú en Nueva Orleans.

Advertisement

El caso es que la portada del cómic no estaba protagonizada por Marie Laveau, sino por otro de los personajes del cómic, la escritora Morgana Blessing, que fue durante un tiempo pareja sentimental de Stephen Strange. El problema de la portada era que su dibujante, Jackson Guice, copió de manera bastante descarada los rasgos de la cantante Amy Grant que aparecían en la portada de su último disco.

A la izquierda, la portada de “Amy Grant - The Collection”. A la derecha, el número 15 de Dr. Strange.

Cuando en Marvel recibieron la demanda de los representantes legales de Grant, pensaron que había sido por usar su imagen, pero en realidad la foto no la pertenecía a ella, sino al fotógrafo Mark Tucker, y Tucker no se había pronunciado al respecto. No, el texto de la demanda decía explícitamente:

Muchos fans de la música cristiana consideran el interés en la brujería o el ocultismo como contrario a sus creencias religiosas y al mensaje de la música cristiana en general. Por tanto, asociar a Amy Grant con el Doctor Extraño puede causar un daño irreparable en su reputación.

En los cómics, Morgana Blessing es un personaje completamente humano y sin poderes destacables más allá de conocimientos académicos sobre ocultismo. La queja acusa implícitamente a Marvel de promover la brujería, no obstante, tiene algo de sentido si tenemos en cuenta que Grant está considerada la cantante de música cristiana más exitosa de todos los tiempos. El problema era que, aunque los abogados de Grant solicitaron la retirada del número 15 de Dr. Strange, al ser un ejemplar mensual para cuando se celebró el juicio ya no había mucho que hacer. Finalmente, la demanda se resolvió de manera amistosa. En la sentencia Marvel se aseguró de que se especificara que no había obrado de manera incorrecta y que simplemente se trataba de una diferencia de criterio con la artista. [vía Comic Book Resources]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.