Aparte de financiar arañas-robot y de investigar nuevos vehículos voladores y cañones láser, la agencia estadounidense de defensa DARPA también estudia otros campos de la seguridad como el hackeo a coches. En este vídeo demuestra lo fácil que es acceder a un vehículo moderno y controlar sus funciones por completo.

El vídeo, que podéis ver aquí, forma parte del programa 60 Minutes de la cadena CBS, y cuenta con la participación del mismísimo jefe de innovación de DARPA, Dan Kaufman. El vídeo es muy parco en detalles técnicos, pero lo que explica es que es perfectamente posible acceder al sistema de emergencias del vehículo. Para la demostración han elegido la plataforma OnStar de General Motors instalada en un Chevrolet Impala de última generación.

Advertisement

Mediante ese acceso, es posible introducir un paquete de malvare en el ordenador de a bordo y reprogramar el vehículo. A efectos prácticos, esto significa que se puede hacer de todo, desde activar los lavaparabrisas a tocar el claxon o bloquear los frenos. Y lo que es peor, el ataque se puede realizar desde cualquier lugar del mundo. No es necesario tener el coche a la vista.

Según CBS, todos los coches actuales son susceptibles de sufrir este tipo de ataques, y solo dos marcas disponen de herramientas de diagnóstico y respuesta en tiempo real a casos como estos. De hecho, el interés de DARPA en todo este asunto no es hackear coches, sino precisamente pulir el hardware y software que llevan instalado para impedir este tipo de asaltos, algo bastante necesario considerando el auge de los coches cada vez más autónomos. [CBS vía Jalopnik]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)