La desesperada carta de Snowden desde el aeropuerto de Moscú

"Hola, mi nombre es Ed Snowden. Hace poco más de un mes tenía una familia, una casa en el paraíso y vivía una vida cómoda. También podía espiar vuestras comunicaciones, todas, sin necesidad de una orden judicial..." Así comienza el comunicado oficial de Edward Snowden a las organizaciones de derechos humanos de todo el mundo, un texto que ha elaborado en el aeropuerto ruso de Sheremetyevo, en Moscú, donde se encuentra aislado a la espera de decidir un destino seguro.

Snowden, que hace un mes destapó el escándalo de las escuchas de la NSA, ha recibido ofertas de alojamiento de varios países, entre ellos Venezuela, Bolivia y Rusia. "Mi intención es visitar todos ellos y agradecer personalmente la ayuda que me han prestado", asegura en su comunicado.

Pero para el antiguo espía abandonar el aeropuerto ruso no es tarea fácil. "Varios gobiernos europeos y norteamericanos han demostrado que están decididos a actuar fuera de la ley para evitar mi derecho al asilo", asegura. En el comunicado implora a las diferentes asociaciones de derechos humanos que le asistan durante sus viajes para evitar una deportación. EE.UU. no sólo ha retirado su pasaporte sino que lo ha incluido en la listas internacionales de pasajeros peligrosos.

Snowden, en su carta, justifica su actuación en la difusión de las prácticas de la NSA. "Creo en los principios recogidos en la declaración de Nuremberg de 1945: los individuos tienen obligaciones internacionales que trascienden la obligación de obedecer a sus gobiernos nacionales y deben quebrantar las leyes nacionales, si fuera necesario, para prevenir ataques contra los derechos humanos y la paz".

"Países como Rusia, Venezuela, Nicargaua, Bolivia y Ecuador se han ganado mi respeto por ser los primeros en levantarse contra la opresión impuesta por los gobiernos poderosos, en lugar de los débiles. Por negarse a comprometer sus principios ante las amenazas se han ganado el respeto de todo el mundo", añade. [Wikileaks]

Foto: AP