La duración de la batería es lo único que importa en un gadgetS

Si tuviéramos la capacidad de viajar 50 años en el futuro con alguna pieza tecnológica del presente, seguramente lo primero que saltaría a la vista sería el anacronismo del gadget. La gente del futuro obviamente se reiría del diseño o tamaño, pero dentro de los límites de nuestras especificaciones técnicas tradicionales, lo que encontrarían realmente exagerado sería la batería.

De alguna manera cuando se enlistan las mejores características de un gadget, la batería suele estar en medio de las cosas que uno menciona. Sin embargo, debería ser la primera más importante o, para esta caso, la única importante. Lo que menos te preocupa cuando sales de viaje o vacaciones, es el sistema operativo, widgets, aplicaciones o el diseño de tu equipo. Más allá de un equipo ajustado al presupuesto, necesidades y personalidad, la batería es lo único que al final interesa y puede echar a perder la fiesta. Bueno, también la recepción, pero la cobertura esta fuera de nuestras manos.

Después de que la guerra de componentes terminó en empate para casi toda la industria, la calidad de construcción, diseño e integración con el software cobraron importancia. Ahora, básicamente todas las plataformas de software ampliamente utilizadas son buenas. Obviamente tendrás tus preferencias, defenderás una plataforma como si se tratara de una religión y debatirás sobre ciertas cosas, pero al final solo es una cuestión de estética. Si somos honestos, disfrutaras ser el diseño de un iPhone - que acabas de comprar - de la misma manera que el orgulloso dueño de un Windows Phone o un teléfono con Android. Lo mismo que disfrutarías usando una MacBook Air con OS X o una Lenovo Yoga con Windows 8.

No es sólo software. Todo ha mejorado, quizás no al mismo ritmo pero si con un resultado similar. El diseño de la MacBook es maravilloso pero también el de la S7 de Acer, la Serie 9 de Samsung y sobre todo el Pixel Chromebook. El iPad, Kindle, Nexus e incluso el Nook, todos tienen pantallas maravillosas. Los gadgets son, año tras año, notablemente iguales. Hardware, componentes, software, funciones y hasta el diseño - todo más o menos en igualdad de condiciones o precio.

Sin embargo es fácil ver como la batería afecta directamente al diseño y características de un equipo, sobre todo por las capacidades del tamaño de batería. Si el iPad 3 o todos los teléfonos LTE son relativamente grandes es por la demanda de pila que exige la radio. Es por eso que, aún cuando todo mundo reclamó, Google decidió lanzar su Nexus 4 sin conectividad LTE.

Pero no siempre la batería empuja al diseño. Apple tuvo la oportunidad de aumentar significativamente la vida de la batería del iPhone 5 al incorporar una pantalla de bajo consumo más delgada y un chip A6 más eficiente. Sin embargo eligió poner en nuestras manos un equipo más delgado y ligero por encima de la duración de su batería. Una vez más se opta por la forma y el poder sobre la resistencia, pero es nuestra culpa, es 2013 y aquí estamos con nuestras ultrabooks que entregan de 2 a 4 horas de batería y smartphones que se apagan antes de la hora feliz si no se les carga.

El futuro está siempre encendido y no está conectado a un cargador de pared. Así que algo tiene que ceder. Pero no te preocupes, los nuevos chips son cada vez más pequeños y eficientes energéticamente... hasta donde lo permite la Ley de Moore. [Gizmodo]