Philip K. Dick fallecía el 2 de marzo de 1982, tres meses antes de que se estrenara en los cines Blade Runner, basada parcialmente en su novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Esto no impidió que Dick pudiera ver antes de morir parte de la película de Scott y emitiera su veredicto sobre el film.

La producción de Scott, una de las obras cumbres de la ciencia ficción, tiene como fuente literaria la novela del prolífico escritor y novelista estadounidense. La novela nos cuenta la historia de un cazador de recompensas cuyo trabajo consiste en vigilar a los androides de la población en un contexto donde la Tierra se encuentra devastada por una guerra nuclear. Con este clima desolador se libra una trama donde algunos de los androides, todos con fecha de muerte prefijada de antemano, buscan alterar el orden y escapar de su destino.

Advertisement

Evidentemente el argumento os debe de sonar si habéis visto Blade Runner ya que la película bebe de la obra de Dick (con licencias y libertades en el guión). El mismo guión original del film, firmado al comienzo por Hampton Fancher, pasó por muchos borradores y correcciones. Fancher reflejó las preguntas y la esencia del libro, pero se enfocó más en las cuestiones y problemas del entorno que en las cuestiones de la obra de Dick sobre la fe y la humanidad.

Foto: Ridley Scott y Philip K. Dick.

Sponsored

Más tarde y con el productor Michael Deeley en el barco, este convenció a Ridley Scott para que dirigiera la cinta. Scott aceptó pero pidió reescribir el guión de Fancher, razón por la que David Webb Peoples retomó el trabajo de los primeros escritos.

Los cambios, retrasos y giros de guión que se dieron durante esta fase de producción acabaron conformando dos “versiones” muy diferentes entre novela y película. El film mantenía la esencia del libro de Dick, pero muchos de los temas principales se habían reducido a la mínima expresión. El autor y novelista tenía cierto escepticismo sobre el resultado final de esta adaptación de su obra.

Finalizado el rodaje y en plena fase de montaje, los productores de Blade Runner decidieron ofrecer a Dick un pase privado de la cinta. Ocurrió 5 meses antes de morir en octubre de 1981, 40 minutos de metraje sobre una de las grandes producciones del género por el que tanto hizo el escritor.

Philip K. Dick nunca llegaría a disfrutar del estreno ni sabría la repercusión que tendría en la historia el film basado en su libro. Aún así, la siguiente carta enviada al productor Jeff Walker tras ver la pieza fue un documento histórico que reflejaba con entusiasmo parte de lo que estaba por llegar a los cines. Les dejamos con la carta:

Estimado Jeff,

He visto por casualidad en el programa de Canal 7 “Hooray For Hollywood” de esta noche el fragmento sobre ‘Blade Runner’. (Bueno, para ser honestos, no fue así); alguien me contó que ‘Blade Runner’ iba a ser parte del programa para que me asegurara de verlo. Jeff, después de ver, y sobre todo, después de escuchar a Harrison Ford hablar del film, he llegado a la conclusión de que, desde luego, no se trata de ciencia ficción; tampoco es fantasía; es exactamente lo que dijo Harrison: futurismo. El impacto de ‘Blade Runner’ va a ser abrumador, tanto en el público como en la gente creativa, y además, en la ciencia ficción como campo. Llevo escribiendo y vendiendo obras de ciencia ficción desde hace 30 años, y este es por tanto un tema de cierta importancia para mí. Con toda franqueza debo decir que nuestro campo se ha ido lenta y gradualmente deteriorando durante los últimos años. No hemos hecho nada, individual o colectivamente, que pueda igualar a ‘Blade Runner’. Esto no es escapismo; es súper realismo, por lo crudo, detallado, auténtico y convincente que es, tras el fragmento que ví ahora encuentro que mi realidad palidece en comparación. A lo que me refiero es a que todos vosotros podéis haber creado, de forma colectiva, una nueva forma de expresión gráfica y artística, nunca vista hasta ahora. Y creo que ‘Blade Runner’ va a revolucionar nuestro concepto de lo que es la ciencia ficción, y aún más, de lo que puede ser.

Permíteme resumirlo de esta manera. La ciencia ficción, lenta e ineludiblemente, se ha asentado hacia una muerte monótona: se ha vuelto endogámica y rancia. De repente, habéis llegado vosotros, algunos de los mayores talentos que existen en la actualidad, y nos habéis dado una nueva vida, un nuevo comienzo. En cuando a mi propio papel en el proyecto ‘Blade Runner’, sólo puedo decir que no sabía que mi obra, o algunas ideas mías, podrían extenderse hasta tales dimensiones tan impresionantes. Mi vida y mi trabajo creativo se justifican completamente por ‘Blade Runner’. Gracias… va a ser un éxito comercial. Será una película invencible.

Cordialmente, Philip K. Dick

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)