La imagen de arriba no está trucada con Photoshop: es un lugar de la Tierra que existe de verdad. Se trata de la mina de diamantes Mir, ubicada en la ciudad de Mirny, Rusia, en el mismo corazón de Asia. Mide 1,2 kilómetros de diámetro y tiene 525 metros de profundidad. Más que una mina, parece la misma entrada al infierno.

Esta mina de diamantes a cielo abierto se inauguró en 1957 y se cerró en el 2009. Desde entonces, la extracción de diamantes ya no se hace a cielo abierto sino bajo tierra, utilizando gigantescas máquinas como esta, entre otros aparatos:

En los años 60 esta mina producía dos toneladas de diamantes al año, pero el ritmo de extracción disminuyó a 400 kilos al año. Fue la primera y más grande mina de la antigua Unión Soviética. El espacio aéreo justo por encima de la mina está cerrado a los helicópteros porque las corrientes de aire que produce los absorbe hacia abajo. Tal cual.

Advertisement

Puedes ver aquí más imágenes de este inquietante lugar, y otras "cicatrices" de la Tierra que nunca se irán.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)