Buenas noticias para la exploración espacial. La Agencia Espacial Europea acaba de anunciar que prolongará en nueve meses más la duración de la misión Rosetta. La razón es la reactivación del módulo de aterrizaje Philae, que promete nuevos datos con los que seguir estudiando el cometa 67P.

El final de la misión Rosetta estaba previsto para diciembre de 2015, pero el despertar del módulo Philae ha cambiado todos los planes. La oportunidad de que el pequeño robot envía nuevos datos de la superficie del cometa es demasiado buena para dejarla pasar.

Advertisement

No se trata solo de Philae. El próximo 13 de agosto, 67P llegará a su distancia más próxima al sol y a su pico de actividad producida por el viento solar. Volverá a acercarse en octubre, y de ahí ya se alejará paulatinamente. La ESA quiere estudiar el declive de la actividad del cometa por los datos extra que podría aportar sobre la formación de otros astros. Patrick Martin, director general del programa Rosetta ha explicado que la maniobra final más lógica es tratar de posar Rosetta sobre la superficie de 67P. Será un final de misión digno de verse [ESA vía Slashgear]

Foto: ESA

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)