¿Quién no se acuerda de esa mítica escena de Indiana Jones y el templo maldito en la que el sumo sacerdote Mola Ram arranca el corazón a uno de los personajes? Difícil de olvidar, sobre todo por la violencia. Sin embargo, resulta que había otra escena aún más violenta que Spielberg al final no pudo mostrar. Fue eliminada de la película.

Yahoo! Movies entrevistó recientemente a Nizwar Karanj, el actor que interpretó al pobre personaje víctima de Mola Ram. Karanj explica que apenas le dijeron nada sobre su papel antes de rodar, de hecho no tenía ni guión (en parte normal, básicamente solo debía de gritar y poner cara de miedo). El equipo de rodaje hizo un molde con una réplica de su cara, con ojos de cristal incluidos, pero Karanj les preguntó para qué la utilizarían:

Una vez me bajaran en la jaula hasta la lava, mi cuerpo se desintegraría y se vería mi cara flotar en la lava. Pero esa escena fue demasiado violenta para los censores, así que la eliminaron.

En lugar de esa escena, solo vemos a Karanj envuelto en llamas. Puedes ver debajo la escena en concreto tal y como fue al final (no la eliminada, que de momento no se ha hecho pública).

La decisión de eliminar esa parte por violenta es curiosa, sobre todo viendo la anterior en la que el sacerdote le arranca el corazón a Karanj. La película de hecho le dio bastantes problemas a Spielberg en este frente, quien tuvo que convencer a la Motion Picture Association of America de crear una nueva clasificación PG-13: recomendada para mayores de 13 años. Esa clasificación nació así por primera vez para situarse entre PG - parte de la película puede ser no adecuada para niños menores de 10 años - y R - menores de 17 años requiere acompañamiento de padres o tutores. [vía Yahoo! Movies]