El SR-71 Blackbird fue una maravilla tecnológica para su época. Este avión de reconocimiento estratégico de largo alcance rompió múltiples récords de aviación durante el tiempo que estuvo en servicio, entre 1966 y 1998. Ahora, la compañía que lo fabricó, Lockheed Martin, ha publicado una espectacular serie de fotos inéditas que cuentan la historia menos conocida del legendario avión.

Prácticamente no quedó un área de diseño y desarrollo sin revolucionar durante la concepción del Blackbird. El avión era capaz de alcanzar Mach-3. La increíble fricción que debía soportar el fuselaje a esa velocidad obligó a idear algunas soluciones muy poco convencionales. El 93% del avión estaba construido en titanio para poder operar a temperaturas de 230 grados celsius en el centro, y más de 500 grados celsius en los motores de cola.

El cristal de la cabina estaba pensado para soportar 330 grados, pero no fue la única pieza que hubo que diseñar a medida para resistir altas temperaturas. La pintura, los cables, los lubricantes o hasta el propio combustible hubo de ser modificado. En total se construyeron 32 de estos pájaros. Esta es su historia:

Fotos cortesía de Lockheed Martin

La historia del SR-71 en imágenes

El jefe del programa U-2 de la CIA, Richard Bissell, y el diseñador de Lockheed Kelly Johnson comenzaron en 1955 a explorar una alternativa para mejorar el inesperado fallo del U-2, su visibilidad en el radar de los rusos.

En julio de 1954,el presidente Lyndon B. Johnson anunció oficialmente la existencia del programa SR-71. El primer prototipo voló en diciembre de ese mismo año, y su primera unidad operativa despegó en 1966. Durante su servicio, el Blackbird mantuvo el récord de mayor velocidad y altura de vuelo.

El diseño del A-12 Oxcart, predecesor del SR-71, era radical. Incorporaba dos motores Pratt & Whitney sobre alas delta modificadas. Era capaz de volar a Mach 3,2, 30,000 metros de altura y disfrutaba de 6.100 kilómetros de autonomía.

El A-12, el YF-12 y el SR-71 se fabricaron en Burbank, y se llevaron por carretera hasta su base de pruebas, la archipopular Area-51.

El primer vuelo se produjo en abril de 1962. ocho días después, el piloto de pruebas Lou Shalk logró poner el avión en velocidad supersónica por primera vez.

El A-12 operado por la CIA se produjo entre 1962 y 1964, y se mantuvo operativo hasta 1968. El avión fue el precursor del YF-12, y del SR-71.

El primer SR-71 operativo se envió a la fuerza aérea 42, en Palmdale, California, en octubre de 1964. Ben Rich (en la foto) y un selecto grupo de seis ingenieros fueron los encargados de dar con el diseño final del A-12 que acabaría derivando en el SR-71.

Sobre estas líneas el YF-12, un interceptor derivado del A-12.

El YF-12 se concibió como un caza inteceptor para abatir bombarderos supersónicos de largo alcance y fue el germen del SR-71, que es un avión de reconocimiento.

El drone tipo Ramjet D-21 fue diseñado para despegar sobre un A-12. Más tarde se decidió pasarlo a un bombardero B-52 por comodidad.

Sobre estas líneas, un SR-71B, equipado con una segunda cabina elevada y utilizado para instruir a otros pilotos.

El SR-71B 17956 celebra su misión número 1.000 en 1982. El avión acumuló 3.967 horas y media de vuelo hasta su jubilación, en octubre de 1997.

Debido a su combustible especial, los SR-71 solo podían repostar en el aire desde aviones KC-135Q.

El SR-71 llevaba dos motores J58. El J58 fue el primer motor homologado por la fuerza aérea estadounidense para combate aéreo más allá de Mach 3.

Los SR-71 acumulan un total de 53.490 horas de vuelo, de las que 11.675 fueron a Mach 3. En sus 3.551 misiones recibieron 17.294 misiles. Ninguno dio en el blanco.

Los SR-71 se reactivaron en 1995 y fueron equipados con un nuevo datalink hasta el fin de su programa en 1998. El programa terminó oficialmente en 1999.

Fotos poco comunes del Blackbird

Un SR-71 con solo un motor en afterburner. El avión, apodado Ichi-Ban, sufrió un accidente en Filipinas en 1989. Sus dos pilotos pudieron saltar a tiempo, pero el avión fue destruido. Fue el último accidente antes del cierre del programa.

Tres generaciones en una sola foto: El SR-71, un F-117 Nighthawk, y un X-35A.

Un 747 modificado durante unas maniobras de prueba. El avión competía con el DC-10 por convertirse en el siguiente avión par repostar en vuelo, el Advanced Tanker Cargo Aircraft, o ACTA. Tras varias pruebas con diferentes aviones como el SR-71, se optó por el DC-10.

La compleja cabina de un SR-71

Construcción de un YF-12A en Burbank, California

Un SR-71 haciendo un vuelo rasante sobre el aeropuerto Burbank-Glendale-Pasadena, la sede de Lokheed.

El piloto Al Joersz (derecha) y el oficial de sistemas de reconocimiento Maj. George Morgan (izquierda) batieron tres récords en dos días, entre ellos uno de velocidad (3.529,54 Km/h) que duró hasta 2011. El SR-71 que utilizaron se expone en el Museo de la Aviación de Georgia. La foto a continuación muestra el momento del récord, batido en julio de 1976, y el aterrizaje posterior.

Un SR-71 con un TR-1 (una versión más grande del U-2) en 1988.

El Blackbird y un moderno X-35B, en los hangares de Lockheed en Palmdale, California.

El SR-71 en pleno despegue. La mayoría de estas fotos han sido tomadas por el fotógrafo oficial de Lockheed Denny Lombard, que trabajó para la compañía desde 1982 hasta 2011. Sus fotos se cuentan entre las más espectaculares del mundo de la aviación. [vía Sploid]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)