Parece sacada del Last of Us, pero es una boca de metro del mundo real. Se encuentra en Chongqing, un municipio del centro de China donde la mitad de la población vive en granjas. Y aunque no está conectada a ninguna de las principales carreteras de la zona, abre todos los días con normalidad.

La estación de Caojiawan se terminó de construir en 2015 y sirve a la línea 6 del metro de Chongqing. Tiene tres salidas planificadas, pero solo una está en uso (las otras dos están cubiertas de vegetación). Como la zona no ha sido urbanizada, los viajeros dependen de un servicio de furgonetas para regresar a sus casas. Pero no importa mucho: según explicó un empleado al Chongqing Morning Post, a menudo no hay ningún pasajero en absoluto.

Aquí puedes ver varias fotos del interior de la estación en hora punta:

Entonces... ¿cómo se explica que haya una estación de metro en mitad de la nada? Una planificación urbana descoordinada, claro. El diseño de la línea de metro y la construcción de las carreteras están gestionados por dos departamentos gubernamentales diferentes. En el futuro debería haber aquí una ciudad, pero por ahora solo hay una boca de metro postapocalíptica.

[NetEase vía Shangaiist, China Plus]