La invención de las hidroalas (hydrofoil) es uno de los grandes hitos de la ingeniería naval moderna. Cuando el inventor italiano Enrico Forlanini construyó el primer hidroala en 1906, poco podía imaginar la fascinante evolución que han sufrido estos barcos alados en el poco más de un siglo que llevan funcionando.

Los hidroalas se diferencian de los barcos normales en que su casco lleva adosado una o varias piezas planas similares a las alas de un avión. Al moverse, estas piezas crean un plano de sustentación que disminuye la fricción del agua y permite al hidroplano alcanzar mayores velocidades. El ala permanece sumergida y el resto del casco se eleva ostensiblemente sobre la superficie, confiriendo a estos barcos su particular aspecto.

Advertisement

El hidroala que Forlanini construyó logró alcanzar la velocidad de 68 kilómetros por hora con un motor de 45 kW, un hito más que considerable teniendo en cuenta que los barcos más rápidos de la época solo alcanzaban entre 40 y 50 kilómetros por hora.

Enrico Forlanini a bordo de su hidroala. Foto: National Geographic Magazine/Wikimedia Commons

Advertisement

A pesar de ser tan prometedores, los hidroalas nunca han llegado a despegar del todo. Fueron más populares en los años 60 y 70 debido a la fascinación por los espectaculares hidroplanos de pasajeros rusos, pero su tecnología, más delicada y cara de mantener que otras soluciones, los he relegado a un papel menor en la ingeniería naval. En su lugar han aparecido otros tipos de embarcaciones tecnológicamente superiores como los catamaranes, trimaranes, pentamaranes o los navíos SWATH de doble casco sumergido.

Pese a todo, cien años dan para mucho, y estos híbridos entre aeroplano y barco han disfrutado de una considerable evolución. Estos son algunos de los modelos más llamativos.

Hidroala HD4

Creado por Alexander Graham Bell en 1919, alcanzaba una velocidad de 114 kilómetros por hora.

Fotos: Our Baddeck e Internet Archive Book Images

White Hawk

Diseñado y pilotado por Frank y Stella Hanning-Lee, este hidroala de principios de los 50 llevaba un motor jet de 4.000 caballos de potencia.

Foto: Popular Mechanics, Aug 1953

Carl XCH-4 Canard

Fue uno de los hidroalas que la marina estadounidense probó en los 50.

Foto: U.S. Navy/Wikimedia Commons

Lantern HC-4

También de mediados de los 50. Este prototipo de la marina fue el primero en utilizar controles electrónicos. Solo pudo alcanzar los 33 kilómetros por hora.

KC-B

De fabricación canadiense, este prototipo de hidroala alcanzó los 96 kilómetros por hora.

Foto: Life, 27 Sep 1954

Atomic

Un concepto de hidroala para 320 pasajeros propulsado por energía nuclear. Nunca pasó de la mesa de dibujo.

Foto: Népszerű Technika, 1959. június.

Raketa

El Raketa (Rocket) fue un hidroala ruso de pasajeros en servicio entre 1957 y 1976. Se construyeron 389 unidades capaces de alcanzar los 60 kmh con un alcance de 500 kilómetros.

Fotos: Fox Photos/Getty Images y poster promocional de la marina húngara, alrededor de 1960.

Meteor

Es una versión más grande del Raketa. Tiene capacidad para 123 pasajeros y alcanza los 66 kmh. Llevan en servicio desde 1960. Las dos últimas unidades se construyeron en 2003.

Foto: Dmitry Lovetsky/AP

Kometa

Versión marítima del Meteor, con alas más grandes para resistir oleaje mayor.

Foto: Attila Nagy/Gizmodo

Chaika

Solo se construyó uno de estos hidroalas para 30 pasajeros en 1962. Alcanzaba los 100 kilómetros por hora y fue concebido como una especie de autobús acuático.

Foto: N. Akimov/Central Press/Getty Images

Burevestnik

Este potente hidroala estuvo en servicio entre 1964 y 1979. Tenía dos motores de avión de 2.700 caballos cada uno que lo impulsaban a una velocidad de crucero de 93 kmh y una velocidad máxima de 150 kmh.

Foto: rhzm.ru

Turya

Esta rápido hidroala torpedero soviético comenzó a fabricarse en 1972

Foto: DoD/U.S. Navy/National Archives

USS Plainview (AGEH-1)

Fue el hidroala más grande de 1969. Lo propulsaban dos motores diesel y el mismo motor que un F14. En 1978 se vendió como chatarra y acabó abandonado en el río Columbia.

Foto: Ebay

Pegasus

Entre 1973 y 1977, Boeing diseñó seis hidroplanos rápidos de ataque para la marina estadounidense. Ninguno llegó a entrar en producción.

Foto: DoD/U.S. Navy/National Archives

Boeing 929

Se lanzó en 1974 y tiene capacidad para 400 pasajeros.

Foto: SoHome Jacaranda Lilau/Wikimedia Commons

Sea Shadow (IX-529)

Este barco experimental de asalto invisible a los radares fue diseñado por Lockheed en 1985. En realidad es un navío de casco mixto tipo SWATH-Hidroala.

Foto: U.S. Navy

Voskhods

Son los hidroala de pasajeros más recientes de Rusia. Están en servicio actualmente en más de 20 países.

Foto: Mauritsvink/Wikimedia Commons

Rinspeed Splash

El visionario suizo Frank M. Rinderknecht construyó un coche impulsado por un motor a gas, y lo dotó de capacidades acuáticas para promocionarlo en el salón del automóvil de Ginebra de 2004.

Foto: Rinspeed

Yate Meteor

En 2006, el empresario y gobernador de la región rusa de Krasnoyarsk Krai, Alexander Khloponin, ordenó construir un yate hidroala sobre una variante del Meteor.

Foto: Avenir Systems

FSWH37

Este yate de recreo de fabricación italiana es un hidroala construido enteramente en aluminio salvo las hidroalas, de acero reforzado.

Foto: Intermarine S.p.A.

Looker

Es el último hidroala ruso, en este caso de recreo. Su base es transparente para que los pasajeros vean los peces.

Foto: Paritetboat Co.

Foto de portada: Hidroala patrullero USS TAURUS (PHM 3), 1990 (DoD/U.S. Navy/National Archives)

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)