El 27 de febrero de 1996 llegó al mundo un nuevo videojuego que sería el nacimiento de una de las franquicias más exitosas del mundo. Pokémon nació en Japón de la mente de Satoshi Tajiri, y ahora, más de 50 títulos después, celebra su 20 aniversario con más juegos y mucha historia. Así ha evolucionado Pokémon en 20 años.

Sus inicios e historia

Aunque muchos en occidente creen lo contrario, Pokémon no nació gracias a un manga o serie de anime. No, aunque la serie protagonizada por el inolvidable Ash Ketchum se hizo muy famosa en nuestro lado del mundo justo al momento del lanzamiento del juego, la idea de Tajiri siempre fue crear un videojuego como ningún otro, inspirado en la que fue una de sus mayores pasiones de niño.

Advertisement

Y es que Satoshi Tajiri en su infancia fue un apasionado coleccionista de insectos, los atrapaba y estudiaba maravillado de la estructura y peculiaridades de cada especie. Entre los años 1989 y 1990, mucho antes del lanzamiento del primer juego de Pokémon, Tajiri diseñaba los primeros bocetos de lo que sería su obra maestra: un juego basado en coleccionar criaturas, las cuales podríamos usar en combate contra otros jugadores tanto en un mundo real como virtual.

A sus criaturas las llamó “monstruos de bolsillo”, dado que el jugador podría atraparlas en unas bolas especiales que caben en la palma de la mano y llevarlos a todas partes en el bolsillo de un pantalón o mochila. La primera generación se llamó “Pocket Monsters”, y más tarde fue conocido sencillamente como Pokémon, uniendo las dos palabras.

Sponsored

Así, el 26 de febrero llegó a Japón la primera generación. Pokémon Red y Green, y dos años más tarde veríamos llegar estos juegos al resto del mundo como Pokémon Red y Blue.

Para celebrar el 20 aniversario los clásicos Red, Blue y Yellow llegaron a la consola virtual de la 3DS.

Pero en 1997, un año después del lanzamiento original japonés, el éxito del juego había sido tan grande que nació la serie animada, protagonizad por Ash Ketchum y su fiel pokémon, Pikachu. Un año más tarde, en 1998, saldría una adaptación de Pokémon Red/Blue llamada Yellow, inspirada directamente en la serie animada.

Durante los siguientes 18 años la saga haría historia con más de 50 juegos de todo tipo y en todas las plataformas de Nintendo.

Pokémon es un juego de rol tradicional, pero fácil de digerir

A veces se me hace increíble que un juego como Pokémon siga teniendo tanto éxito en pleno año 2016. ¿La razón? Pokémon no es un juego cualquiera, es un juego de rol basado en el combate por turnos. Puede que a muchos de nosotros siempre hayamos disfrutado de esta clase de títulos, pero la mayoría del público de jugadores disfruta de la acción, la velocidad y la simplicidad. Esto no es algo malo, simplemente es así.

En el occidente del mundo los juegos de tipo jRPG no son muy populares, con sus historias complejas de fantasía, campañas de docenas de horas y jugabilidad llena de números y datos (de nuevo, se que existe mucho público que disfruta de estos juegos -incluyéndome- pero a nivel de masas, de ventas de millones de unidades, no hay nada más popular que un Call of Duty, un FIFA, o un Candy Crush. Esto es así). Pokémon es todo esto, está lleno de datos, números y complejidades de las que el jugador común suele escapar en este lado del planeta.

Y aún así, Pokémon es la segunda franquicia de videojuegos más exitosa de la historia, solamente superada por Super Mario.

Hoy en día existen más de 700 pokémon en el último juego de la serie principal (Pokémon X/Y). Pero para llegar a esto han tenido que pasar cinco generaciones desde los clásicos Red y Blue, y estas son:

Pokémon Gold, Silver y Crystal

Pokémon Ruby y Sapphire

Pokémon Diamond and Pearl

Pokémon Black and White

Pokémon X y Y

El poder portátil

Algo que siempre ha sorprendido de Pokémon es que la saga se define dependiendo de los juegos móviles y no de las consolas de sobremesa. Siempre la serie principal ha existido es en las consolas portátiles, todo lo demás ha sido un spin-off y no cuenta para definir la dirección de la historia en el universo Pokémon.

Quizás por eso nunca hemos visto salir un título tan bueno como los de las portátiles en una sobremesa de Nintendo. Hasta ahora juegos como Pokémon Stadium han servido para conectar el universo Pokémon a las consolas “principales” de Nintendo.

En el año 2000 el primer Pokémon Stadium incluso permitía llevar tus pokémon de los juegos de Game Boy a la consola para luchar con otros jugadores (virtuales y reales). Era una maravilla, pero también un título opcional que no afectaba en nada la trama del universo pokémon.

Eso, además de juegos como el Pokémon Traiding Card Game de cartas coleccionables (que existió tanto en una versión real y física como en videojuego) y los Pokémon Puzzle siempre fueron experiencias adicionales, pero jamás lograron superar o siquiera igualar lo maravilloso que eran los títulos portátiles.

Es impresionante, hoy en día vale la pena hacerse con una portátil de Nintendo simplemente para jugar un título Pokémon, especialmente desde esta séptima generación que los juegos han pasado a ser completamente tridimensionales, animados y llenos de color.

Lo que le espera en el futuro al universo Pokémon

Para celebrar el aniversario número 20 de la franquicia Nintendo ha anunciado Pokémon Sun y Moon, la que será la séptima generación de la saga, y eso significa nuevos personajes, nuevas aventuras, nuevos mapas que recorrer y, lo más importante, muchos nuevos pokémon. No podemos esperar a que lleguen a finales de este mismo año.

Y esto es solo el comienzo de una nueva etapa. Si hay algo que caracteriza a Nintendo es cómo cuidan y mejoran constantemente sus sagas de videojuegos, son estas las que hacen a Nintendo... Nintendo.

De Pokémon podemos esperar muchos más juegos en más plataformas; la próxima generación de consola de sobremesa de Nintendo (NX) podría ser la primera en recibir un RPG tan bueno como los de las portátiles, también veremos llegar versiones de Pokémon a los smartphones y muchas más generaciones en las portátiles de Nintendo.

Conclusión: Pokémon es una saga maravillosa, personal y única

Más allá del éxito, más allá de la evolución y más allá de todos los cambios en dos décadas, Pokémon es una saga de videojuegos maravillosa. Una de esas que te cambia la vida, que te hace mejor persona y te educa en lo importante que es tomar una decisión.

Que te enseña de estrategias para afrontar confrontaciones de cualquier tipo, que te hace entender las consecuencias de tus actos y que te hace ver el valor de la amistad, lo importante de sembrar buenas relaciones en tu vida, lo maravilloso de tener una mascota. Además de lo difícil que es independizarte y aventurarte con el fin de viajar y enfrentarte al mundo por ti mismo, solo.

La historia de Pokémon puede estar llena de cosas tan absurdas y de mal gusto como la pelea de animales entrenados y el sinsentido de que los protagonistas de estos combates sean niños. Pero si ves más allá de lo evidente, si captas la base de lo que creó Satoshi Tajiri hace ya 20 años entenderás que todo gira alrededor de la amistad, la paciencia, el valor y el deseo de superarse.

Y no se me ocurre nada mejor para haber aprendido cuando tenía 11 años y llevaba mi Game Boy a todas partes, con mi fiel cartucho rojo.

Algunas curiosidades

No obstante, Pokémon está lleno de curiosidades muy divertidas, como la presencia de un error de sistema que dio vida a uno delos pokémon más conocidos en la primera generación, Missingno, o cómo hay pokémon en las monedas oficiales de Nueva Zelanda.

Además de que Charizard en realidad no es tan grande como siempre había creído. Me siento muy engañado, Pokémon.

Muchas gracias por estos 20 años, Pokémon, han sido maravillosos.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)