Imagen: Facebook.

Para el sábado 3 de agosto SpaceX tenía programado el lanzamiento de uno de sus cohetes Falcon 9, que llevaría a órbita el satélite AMOS-6. Pero una explosión destruyó por completo tanto el cohete como su carga, y este era el primer satélite de Facebook, con el que planeaba llevar Internet a un país africano.

Durante mucho tiempo Mark Zuckerberg y compañía han estado trabajando en el proyecto “Internet.org”, con el que prometen llevar la conexión más básica en Internet a los países subdesarrollados y en situaciones de pobreza. Y hace casi un año anunciaron el primer paso para ello, poner en órbita un satélite que llevaría Internet gratuito a regiones africanas en las cercanías del desierto del Sahara. El satélite sería el AMOS-6, desarrollado en sociedad con la compañía Eutelsat, pero que al ser destruido pone en riesgo el objetivo de Facebook.

Advertisement

El satélite, junto al acuerdo de las dos compañías, tenía un valor de unos 95 millones de dólares que han sido destruidos por completo. Sí, este tipo de cargas siempre están aseguradas, pero esto quiere decir que Facebook terminará con un cheque de casi 100 millones de dólares en la mano y no un satélite en órbita.

Sponsored

El mayor riesgo para Zuck y su compañía es que el acuerdo con Eutelsat incluyó una clausula que decía que si para el 1 de enero el satélite no estaba en órbita y funcionando, cualquiera de las dos partes involucradas podía finalizar el contrato. Si tomamos en cuenta la explosión, es muy poco probable que para entonces el satélite reemplazo esté en órbita.

Esto supone un gran tropiezo para la misión de Zuckerberg con Internet.org. Mientras tanto, SpaceX todavía no ha anunciado los motivos por los que explotó el cohete durante las pruebas rutinarias, pero expertos estiman que la culpa sea de la plataforma de lanzamiento y no del Falcon 9 como tal. [vía Business Insider]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.