Un par de semanas antes de su horrible y trágica muerte, Dave Kleiman cambió. El hasta entonces generoso y alegre experto en computación forense, se convirtió en alguien problemático y amargado. Para entonces, Kleiman había abandonado el hospital de Veteranos donde había estado internado, y llamó a su amigo cercano y socio de negocios Patrick Paige para que lo supiera. “¿Decidieron dejarte ir? ¡Eso es genial!”, le dijo Paige.

“No”, respondió Kleiman, “le dije a los doctores que se fueran a la mierda”.

Dave Kleiman era un veterano de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, un parapléjico y un genio de la informática que de manera ocasional era consultado por cadenas de televisión en materia de seguridad informática y computación forense. Después de una investigación que durante más de un mes llevamos a cabo en Gizmodo, y que publicamos el día de ayer, Kleiman habría estado involucrado en la creación del Bitcoin. Documentos y entrevistas obtenidos por Gizmodo y Wired en investigaciones independientes mostraron que Craig Wright, un ejecutivo australiano cuyo hogar y oficina fueron allanados por la policía horas después de que publicáramos los artículos, afirmó en muchas ocasiones (pero en privado) que él y Kleiman fueron parte de la creación del Bitcoin.

Advertisement

Si esto es cierto, parece que Kleiman se abstuvo por completo de acceder alguna porción de la enorme suma de dinero que debería poseer, dado que es uno de los creadores de la criptomoneda. Para el momento de su muerte, estaba a punto de perder su casa en el Condado de Palm Beach por no pagar su hipoteca, y nunca se mudó del Hospital de Veteranos de Miami hacia un hospital más lujoso y cómodo. ¿Quién era Dave Kleiman y por qué diablos nunca usó su dinero?

¿Quién era Dave Kleiman?

Kleiman nació en el año 1967 y, según su obituario, fue adoptado por Louis y Regina Kleiman, de Palm Beach, podo después de su nacimiento (Regina Kleiman falleció y Louis, de 94 años de edad, no respondió a ninguno de nuestros intentos para comunicarnos). Desde niño le decía a sus amigos que estaba interesado en las computadoras y la tecnología. Pero incluso para Paige, quien se refiere a Kleiman como su mejor amigo, su vida de niño y adolescente era un misterio.

In el año 1986, Kleiman comenzó a servir en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos como un técnico de helicópteros. Regresó a su casa en Palm Beach en el año 1990 dejando atrás el Ejército, y años más tarde comenzó a trabajar para la Oficina del Sheriff del Condado de Palm Beach. Su oficial supervisor era Patrick Paige, persona con la que en el año 2012 fundaría una empresa llamada “Computer Forensics, LLC”. Los hombres se hicieron amigos rápidamente. Kleiman regaló a Paige su primera computadora, una máquina DOS que funcionaba a base de la introducción de líneas de código, y constantemente visitaba la casa de su amigo para ayudar a su hija a acceder a sus juegos favoritos, antes de que los dos partieran a patrullar.

Sponsored

“¿Por qué diablos trabajas en esto con todo ese conocimiento que tienes?”, Paige recuerda haberle preguntado a su amigo mientras trabajaban alguna noche. Era el inicio de la década de 1990; la revolución de las computadoras personales estaba en marcha y el talento de Kleiman podría haberle dado un salario mucho más alto que el que le ofrecían en la oficina del Sheriff. Kleiman siempre le respondía que su sueño era trabajar para las fuerzas de la ley.

Y después vino el accidente de 1995, el cual dejó a Kleiman atado a una silla de ruedas por el resto de su vida, e intensificó su interés en la computación (pero tampoco parece haberle amargado la vida. Existen fotos de después de que se quedara paralizado de la cintura hacia abajo que lo muestran con una enorme sonrisa en el rostro y los dos pulgares bien en alto, mientras se lanzaba en paracaídas). Permaneció por un poco tiempo en la oficina del Sheriff trabajando en la computación forense, antes de irse para perseguir mejores oportunidades como freelancer en el sector privado.

Un genio de la informática

Con el paso de los años, la reputación de Kleiman como un especialista en la materia no hacía más que crecer. Carter Conrad, el tercer socio en la empresa “Computer Forensics LLC”, asegura que cuando iba a las conferencias se le conocía como “Dave Mississippi”, por la casi interminable lista de “títulos de tres letras” que aparecían al lado de su nombre. Apareció en varias ocasiones en los canales CNN y ABC, y fue el coautor de varios libros relacionados a contraseñas seguras, amenazas de seguridad informática a empresas y software. Y en materia de seguridad, Kleiman seguía fielmente todo lo que él mismo predicaba: Paige y Conrad recuerdan haberlo visto escribir contraseñas de 40 y 50 caracteres para poder acceder a sus dispositivos y archivos, y la red inalámbrica de su casa era tan segura que a Paige se le hacía difícil trabajar mientras estaba allí de vista. “Amigo, no puedo cargar la página”, le decía constantemente a Kleiman.

Advertisement

A inicios de la década del 2000, Kleiman comenzó a contribuir en listas de correos electrónicos dedicadas a la seguridad como la de “securityfocus.com” y “metzdowd.com”, la última de estas también fue usada por Satoshi Nakamoto en los días del inicio de Bitcoin.

A finales de 2010, un amigo fue a casa de Kleiman para ver cómo estaba, y encontró que se había caído en la ducha y no podía levantarse. Ese amigo llamó a los bomberos y Kleiman fue llevado a un hospital cercano. Para el resto de su vida, debido a una serie de infecciones y escaras que empeoraron su condición, Kleiman solamente dejaría los centros médicos por cortos períodos de tiempo, para ayudar a Conrad o Paige en algún contrato. De lo contrario, sus socios le llevarían los discos duros y documentos para que los revisara durante las horas de visita en el hospital, y el trabajaría en lo que pudiera. Después de las cirugías (que tuvo varias), Kleiman era conocido por regresar a trabajar en sus computadoras inmediatamente al despertar.

El nacimiento de Bitcoin

Satoshi Nakamoto presentó al mundo la red detrás del Bitcoin en un documento presentado a la lista de Metzdown en el año 2008, y la primera versión de su software en el año 2009. Si Dave Kleiman realmente ayudó a crearlo, su trabajo y mayor colaboración debió haber sucedido antes de su hospitalización y la creación de “Computer Forensics LLC”, mientras trabajaba como un contratista independiente. Un correo electrónico que llegó a las manos de Gizmodo parece mostrar a Wright pidiéndole ayuda a Kleiman con el documento meses antes de publicarlo. “Necesito tu ayuda para editar un documento que voy a publicar este año. He estado trabajando en una nueva forma de dinero electrónico, Bit-efectivo, Bitcoin”, dice el correo. “Tu siempre estás allí para mi, Dave. Quiero que seas parte de esto”.

Advertisement

Conrad es más escéptico que Paige en cuanto a relacionar a su socio en la creación de uno de los más grandes misterios de Internet, pero ambos tienen seguro que sí tenía los talentos y conocimientos necesarios para hacer algo así, además de la discreción para mantenerlo en secreto. Conrad, durante nuestras conversaciones, usó una palabra constantemente para describir a su amigo, “compartimentado”: él siempre mantuvo las distintas partes de su vida completamente separadas, y si no estabas involucrado en sus negocios es muy poco probable que te hubiese hablado nada sobre ellos. En cambio la palabra que más usa Paige para describirlo es, sencillamente, “genio”.

Su extraña y espeluznante muerte

La salida de Kleiman del Hospital de Veteranos de Miami en 2013 macó el inicio de lo que Paige describe como un período de hibernación. Se encerró más que nunca en su casa y rechazaba cualquier tipo de contacto con cualquier persona, incluyendo sus amigos más cercanos. Estaba muy afectado físicamente. En algún momento llegó a decirle a Paige que estaba temblando de fiebre, pero que eso no significaba que dejaría de trabajar. En otra ocasión amenazó a Paige con llamar a la policía si no dejaba de llamarlo por teléfono para preguntar cómo estaba y cómo se sentía.

Un mes después Dave Kleiman fue encontrado muerto en su casa. Según los reportes oficiales de la Oficina Forense del Condado de Palm Beach, la escena de la muerte de Kleiman era horripilante. Su cuerpo estaba descomponiéndose, había huellas de las ruedas de su silla sobre sangre y heces, botellas de alcohol abiertas y un pistola cargada a su lado. Un agujero de bala en su colchón habría sugerido un intento de suicidio, pero no se encontró ningún casquillo en la escena, lo que quiere decir que podría haber disparado su arma y limpiado antes de morir. La causa oficial de su muerte es descrita como “natural”, y Conrad recuerda haber escuchado a los médicos que la infección sencillamente detuvo su corazón.

La miseria que rodeó a la muerte de su socio, y sus últimos días, es lo que mantiene la duda viva en Paige y Conrad sobre si Kleiman estuvo involucrado en la creación de Bitcoin. Aunque él nunca les pidió dinero, sus dos amigos varias veces le dieron cheques esperando mantenerlo a flote después de que empeorara su condición.

Advertisement

Advertisement

Los documentos que llegaron a las manos de Gizmodo incluyen lo que parece ser un borrador de contrato en el que Wright le confiaba a Kleiman 1.1 millones de Bitcoins en el año 2011. Esto equivale a cientos de millones de dólares, pero según lo que dice el contrato, el dinero regresaría a las manos de Wright por completo. Conrad dice que el compromiso y honor de Kleiman pueden haber evitado que tocara un solo centavo de ese dinero, dado que no habría creído que era de él realmente, incluso en el peor momento de su vida.

Cuando vivía, Kleiman mantuvo siempre cerca de su persona una memoria USB de alta resistencia y durabilidad. Paige cree que estaba hecha por la empresa Corsair, la cual asegura que sus productos están “recubiertos por un aluminio tan resistente como el material usado en los aviones”. Si Kleiman de verdad era el poseedor de una fortuna del tamaño de la que se estima posee Satoshi Nakamoto, es bastante probable que estuviera guardada allí, en ese pendrive.

Según Paige, ese pendrive pasó a las manos del hermano de Kleiman, Ira, quien se negó a hablar de forma oficial con nosotros sobre si estaba en su poder o no. Pero incluso si los Bitcoins estaban allí, recuperarlos no sería algo tan sencillo como simplemente copiar un archivo desde una memoria USB. Kleiman, el aficionado a la seguridad informática, guardaba todo lo que poseía bajo cifrados y diferentes medios de seguridad, y la calidad de protección era tan alta que incluso sus compañeros dudan poder superarla y acceder a sus archivos. “Si me dijeras que hay un millón de dólares almacenados en la computadora de Dave que se encuentra en esta habitación, ni siquiera me molestaría en intentar buscarlos y obtenerlos. Sería una pérdida de mi tiempo”, aseguró Paige.

Advertisement

Foto: Patrick Paige.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)