Metemos la mano en lo que parece una jarra con agua tibia y, de repente, el agua se congela a nuestro alrededor formando una especie de nieve batida. El efecto se conoce como hielo caliente (Hot Ice) solo que no es hielo, sino una reacción química que podemos hacer en casa con un poco de práctica.

El hielo caliente es, en realidad, un compuesto llamado acetato de sodio. Este material es completamente inocuo y se puede comprar en algunos establecimientos de venta de productos químicos. Si no lo encontramos, también se puede sintetizar en casa a partir de materiales como el vinagre y el bicarbonato de sodio, aunque este proceso es un poco más complejo y requiere de cierta experiencia para hacerlo bien. Este vídeo ofrece instrucciones detalladas para fabricarlo en casa. También hay instrucciones detalladas en español sobre cómo hacer hielo caliente en esta página de eHow.

¿Por qué esta sustancia parece congelarse hasta formar una especie de mantecado denso con solo tocarla? La respuesta es que no se congela, sino que cristaliza. El experimento parte de una solución hipersaturada de acetato de sodio en agua caliente. que después se pone a enfriar rápidamente. Al enfriarse, el acetato se mantiene líquido, pero cualquier perturbación, como el contacto con un objeto, desencadena la reacción que lo cristaliza de nuevo de una manera rápida y muy espectacular. La reacción es, además, exotérmica. En otras palabras, genera calor. [vía NurdRage]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)