Imagen: Getty

Cada año, la Comisión Federal de Comunicaciones determina si el Internet de banda ancha se está desplegando por el territorio estadounidense de manera razonable y a buen ritmo. Así lo requiere la sección 706 de la Ley de Telecomunicaciones, por lo que este año no ha sido una excepción.

Si la FCC considera que la banda ancha no se está desplegando con la suficiente rapidez para todos los estadounidenses, la ley le exige que “adopte medidas inmediatas para acelerar el despliegue, eliminando las barreras a la inversión en infraestructura y promoviendo la competencia en el mercado de las telecomunicaciones”.

Durante la presidencia de George W. Bush, la FCC determinó que el Internet de banda ancha estaba siendo desplegado de manera razonable y a buen ritmo. Durante la administración Obama, la FCC se encontró que la banda ancha no estaba llegando con suficiente rapidez a todos los estadounidenses, en especial a los que vivían en zonas rurales. Todo esto bajo el prisma del Internet domiciliario, sin tener en cuenta la banda ancha móvil.

Advertisement

El año pasado, durante la dirección del demócrata Tom Wheeler, la FCC tuvo en cuenta por fin los smartphones y concluyó que todos los estadounidenses necesitaban banda ancha móvil además de acceso a Internet domiciliario (lo cual tiene mucho sentido, ya que las conexiones de cable o de fibra y las conexiones celulares tienen capacidades y limitaciones muy diferentes).

Ajit Pai. Imagen: Getty

Pero llegamos a 2017, con el infame republicano Ajit Pai en el cargo de presidente, y las cosas van para atrás. En un aviso de investigación, la FCC parece está sondeando si a estas alturas merece la pena invertir en más infraestructura de banda ancha. Y lo hace con asunciones tan terribles como que una conexión móvil de 10/1 Mbps es suficiente para todo el mundo. (Hasta ahora el estándar era una conexión fija de 25/3 Mbps).

Esta idea no solo deshace la separación Internet domiciliario/Internet móvil que hizo Tom Wheeler el año pasado, sino que además asume que la banda ancha ya está siendo desplegada de manera razonable por todo el territorio estadounidense, por lo que la FCC podría dejar de tomar medidas para promover el despliegue y la competencia.

Como decíamos, por ahora es solo un aviso. Ahora se abre un periodo en el que los ciudadanos son invitados a responder a una variedad de preguntas, incluyendo si la banda ancha móvil puede sustituir a las conexiones de Internet fijas. Tú mismo puedes participar enviando tus comentarios a través de este enlace antes del 7 de septiembre. Aquí va el mío: queridos Estados Unidos, estamos en 2017. 10/1 Mbps no puede ser el estándar de Internet. [Ars Technica]