Foto: FIA.

La Federación Internacional del Automóvil lleva casi un año realizando pruebas para cerrar la cabina (o cockpit) del piloto en los automóviles monoplaza de la F1, con el propósito de hacerlos más seguros. Se supone que en la temporada de 2017 los cockpits cerrados serían reglamentarios, pero han pospuesto la decisión.

La Fórmula 1 es una de las pocas competiciones de velocidad en la que los automóviles llevan el cockpit completamente abierto. En otras, como por ejemplo el NASCAR, los pilotos van en cabinas completamente cerradas y con estructuras (conocidas como “jaulas”) de seguridad para proteger al piloto. Después de la reciente muerte de un piloto de F1 la FIA decidió probar los cockpits parcialmente cerrados.

Advertisement

Advertisement

Porque en realidad el piloto no estará completamente encerrado en la cabina del monoplaza, sino que más bien contará con una estructura metálica que lo protegería en caso de voltearse o chocar el auto.

Foto: FIA.

El problema es que parece que la alta cúpula directiva de la FIA no está completamente feliz con el diseño que han elegido los miembros de la división de seguridad de la federación y las diferentes escuderías para la cabina cerrada. Así que el presidente de la FIA, el director ejecutivo y los responsables de las seis escuderías más importantes de la competición votaron en contra de la imposición reglamentaria del cockpit cerrado en el torneo de 2017.

Esto quiere decir que se pospone, no que abandonarán los planes, por lo que el cockpit cerrado podría llegar a la Fórmula 1 en algún momento a partir de 2018, no antes. [FIA vía Motorsport]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.