Lo mejor de la Raspberry es que, cual Transformer, puedes convertirla en casi cualquier cosa. Mi uso favorito es, con diferencia, emular videojuegos antiguos. Aunque con el modelo actual los juegos más viejos funcionaban sin complicaciones, con el nuevo presentado hoy vamos a poder ir un paso más allá.

Como buen hijo de la generación de los 90, mi primer contacto serio con las videoconsolas fue con la primera PlayStation y con la Nintendo 64. Aunque es cierto que utilizando el modelo actual pueden emularse algunas ROMs de esas consolas, el funcionamiento no es del todo fluido y estable.

Las buenas noticias: con la nueva Raspberry Pi no vamos a tener esos problemas. A falta de poder probarla, en principio todos los juegos de Nintendo 64 y PlayStation One van a correr sin problemas. Las malas: todavía tardará un poco hasta que las distros con emuladores se actualicen y den soporte para el nuevo modelo, como es el caso de RetroPie. No deberían tardar mucho, en cualquier caso.

Estos son los emuladores para cada una de las plataformas:

Pero probablemente la manera más cómoda de usarlas sea directamente desde RetroPie, que incluye soporte para ellas y muchas plataformas más. Además, incluye soporte para el mando USB de Xbox 360.

Advertisement

Y esto es, al menos, lo que conocemos ahora. Con la versión de Windows 10 que llegará al nuevo modelo es bastante probable que las posibilidades en el terreno de la emulación del nuevo modelo se multipliquen. Ya queda menos para revivir ese Super Smash. Bros de Nintendo 64 en toda su gloria.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)