Foto: Nutella

¿Cuántas cucharadas de Nutella dirías que forman una ración de la deliciosa crema de cacao y avellanas? La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) tiene una idea muy clara al respecto, y su decisión ha desatado las iras del fabricante de la Nutella.

En el fondo de la polémica hay otra cuestión que más de uno consideraría filosófica o incluso religiosa: ¿qué es exactamente la Nutella? La FDA considera que la Nutella es una cobertura de postre en el mismo grupo que el sirope de chocolate. En consecuencia, el producto debe llevar etiquetada una ración recomendada de dos cucharadas que equivalen a 21 gramos de azúcar y 200 calorías.

Ferrero se opone completamente a esa clasificación. El fabricante italiano lleva dos años pidiendo a la FDA que reconsidere su postura. La razón, curiosamente, no es que Ferrero encuentre la dosis recomendada por la FDA demasiado escasa, sino todo lo contrario. Según sus propios creadores, la Nutella debe estar en la misma categoría que las mermeladas, y la dosis recomendada para una ración es de una sola cucharada. Se da la circunstancia de que en Estados Unidos la crema de cacahuete también está en este club de productos cuya ración recomendada son dos cucharadas.

Advertisement

Advertisement

Ferrero alega que la clasificación impuesta por la FDA proviene de una encuesta realizada en 1991. En ese estudio entrevistaron a 157 compradores de Nutella (sobre todo amas de casa) que afirmaron que usaban el producto como cobertura de postres y helados. Según datos de la compañía, el 60% de los consumidores de Nutella untan el producto sobre tostadas, y para ese uso una cucharada es suficiente.

Ferrero teme que la nueva clasificación induzca a los consumidores a untar dos cucharadas en lugar de una. También teme que la cifra en el etiquetado haga pensar que el producto se compone de menos calorías de las que en realidad tiene.

De comérse la Nutella metiendo el dedo en el bote o de cuantas cucharadas son un cuchillo de untar cargado hasta los topes no dice nada. Hasta que alguien rellene esos vacíos legales, que cada cual estipule la ración como mejor convenga. [vía Business Insider]