El logotipo de la Nintendo Switch representa las dos mitades que forman el mando de la nueva consola de la compañía japonesa. A primera vista parece un poco el símbolo del ying y el yang pero un diseñador ha descubierto un detalle sorprendente: el logotipo no es simétrico.

El artista de videojuegos David Hellman notó algo raro en el logotipo y se pudo a medirlo. Efectivamente, si contamos el logo como una unidad dentro de un cuadrado las dos mitades no están a la distancia que deberían, sino desplazadas del centro geométrico.

Cualquiera con el más mínimo trastorno obsesivo compulsivo estaría ya revolviéndose en su asiento, pero resulta que esa falta de simetría es precisamente lo que hace que el logotipo de la Switch parezca simétrico. David Hellman trató de corregir la distancia entre las mitades para que sea realmente simétrica. El resultado es este:

Parece simétrico. De hecho es simétrico, pero a poco que lo contemplemos unos instantes comienza a “caerse” hacia el lado derecho. Aunque tiene el mismo tamaño, la mitad blanca acapara mucho más peso visual y llega un momento en el que el logotipo parece desigual.

Advertisement

La razón de esto está ampliamente explicada. Se trata de una ilusión óptica. Nuestro cerebro interpreta el centro geométrico de una imagen no solo en función del centro de masas, sino en función de la luminosidad y el contraste de los objetos. El diseñador del logo probablemente era muy consciente de ese detalle desde el principio y recurrió a una solución muy hábil: separar un poco las dos mitades.

Al aumentar la distancia entre ambas masas, el ojo compensa automáticamente el peso de cada una y se crea la ilusión de que el centro de gravedad está en equilibrio y que, por tanto, la imagen es simétrica.No importa que ahora sepas que no es simétrico, tu cerebro lo interpretará como tal, que es lo que cuenta. [vía David Hellman]