Si por alguna razón imaginas que conducir un coche de carreras de Fórmula 1 se trata nada más de ir muy rápido y no chocar, no podrías estar más equivocado. La cantidad de tareas que tiene el piloto es enorme, y todas las realiza directamente desde un volante lleno de botones. Este vídeo te da una buena idea de la ridícula cantidad de veces que un piloto presiona botones en cada carrera.

El vídeo, compartido por Mark4211, toma como ejemplo al piloto Nico Rosberg de la escudería Mercedes de F1. Durante una vuelta en la Pole Position este mismo año vemos cómo el piloto presiona hasta 12 botones en cada recta. Esto para realizar tareas que van desde ajustar los frenos y comunicarse con el ingeniero de la escudería hasta, cómo no, hacer los cambios.

Advertisement

Advertisement

La Fórmula 1 es un deporte de mucha preparación, concentración y reflejos. No se trata solamente de ir a 300 kilómetros por hora y pasar un buen rato lleno de adrenalina. Es algo realmente complicado. [vía Mark4211 / Jalopnik]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.