Se llama INS Vikrant, y es el primer portaaviones que la India ha diseñado y construido por su cuenta. El buque de guerra ha sido oficialmente inaugurado hoy en el puerto Indio de Cochín, aunque no entrará en servicio al 100% hasta 2018.

Con el Vikrant, La India se adelanta a China en formar parte del selecto club de países que se han construido su propio portaaviones. Hasta ahora sólo Estados Unidos, Inglaterra, Francia y Rusia formaban parte de este grupo. El navío ha costado cinco mil millones de dólares a las arcas del país, y servirá para sustituir al INS Viraat, un portaaviones de 60 años de antigüedad que la Marina India compró a Inglaterra en 1987.

Advertisement

Cuando entre en servicio, el INS Vikrant (que significa valiente, en Hindi) servirá como pista de despegue a cazas MIG-29 de fabricación rusa. Aunque el navío de 40.000 tonaledas ha sido desarrollado completamente en La India, sus sistemas de armamento son importados y los motores, por poner otro ejemplo, son de la compañía estadounidense General Electric. El Gobierno Indio destinará el portaaviones a proteger sus aguas en el Océano Indico. En realidad el navío es una maniobra para consolidar su posición de cara a rivales políticos como China. [AFP]