La ISS lanza al espacio un enjambre de nanosatélites. Se trata de pequeños satélites, llamados CubeSats, que miden 30 x 10 x 10 centímetros. Su objetivo es capturar imágenes e información de la Tierra para investigaciones científicas, ambientales o proyectos comerciales. Están construidos con materiales resistentes pero de bajo coste, nada que ver con los multimillonarios satélites construidos hasta ahora. La Estación Espacial Internacional (ISS) los acaba de liberar para ponerlos en órbita. Debajo, más imágenes.

Esos son los CubeSats individuales:

Y estas son las imágenes que pueden tomar. Lejos de la calidad de gigantescos telescopios, pero perfectas para proyectos de investigación:

Fotos: NASA