Hubiera sido el parque de atracciones más extraño y fantasmagórico de la historia, pero al final alguien en Disney debió de darse cuenta del lío en el que se estaba metiendo y el proyecto quedó solo en eso. Myst, que está considerado uno de los juegos más fascinantes y extraños de los 90, estuvo a punto de hacerse realidad en forma de parque de atracciones.

Si la idea no te parece rara es porque probablemente nunca has jugado a Myst. Todo el juego tiene lugar en una isla en la que el jugador queda atrapado después de leer un libro. Para escapar, debe seguir las confusas indicaciones de dos criaturas atrapadas también en libros y recuperar todas sus páginas resolviendo retorcidos enigmas y puzzles en una serie de máquinas de aspecto retrofuturista.

Algunos de los escenarios de Myst.

Myst es una obra maestra, pero su vaporosa y extraña ambientación queda a miles de kilómetros de distancia de lo que Disney podría querer en un parque de atracciones. Solo la idea de cientos de niños atrapados en una isla tratando de resolver enigmas para salir de ella resulta a la vez genial y aterradora. Nadie en la compañía debió de darse cuenta de ese detalle, porque llamaron a la puerta de Cyan (el estudio creador del juego) para plantear la idea. Randy Miller, uno de los creadores de Myst, lo explica así en una entrevista a AV Club:

Advertisement

Advertisement

Es absolutamente cierto. Hubo un momento en que se puso en marcha un plan increíble para hacer realidad Myst. Estábamos buscando el lugar perfecto, y ese lugar estaba en Florida. Se trataba de una pequeña isla propiedad de Disney que la compañía no usaba. Tenía algunos senderos entre árboles y una zona más escarpada. Fuimos a visitarla y era perfecta.

El equipo de desarrollo de Disney tenía muchas ganas de comenzar a construir atracciones piloto y conectarlas al resto de parques, pero todo se vino abajo. La manera en la que trabaja Disney y la manera en la que todo debe integrarse en su gran esquema no encajaba mucho con Myst. Nosotros tampoco entendíamos bien su punto de vista y el proyecto se canceló, pero solo intentarlo fue emocionante.

No es muy difícil imaginar de dónde vinieron los problemas. Hay muy pocas cosas de Myst que encajen en los criterios de acción y diversión familiar de Disney. Sin embargo, la idea de una isla en la que jugar a ese clásico en el mundo real resulta fascinante. [AV Club vía The Disney Blog]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.