Cuando hablamos de personajes macabros en la saga de libros Harry Potter siempre pensamos en el innombrable, Voldemort, o hasta en el Profesor Snape (si no lo conoces bien). Pero hay alguien que quizás nunca ha llamado tu atención, pero en El Legado Maldito revelan que es mucho más macabro de lo que podrías imaginar, y se relaciona al Expreso de Hogwarts.

Harry Potter y el Legado Maldito es el nuevo (y supuestamente último) libro de la saga protagonizada directamente por el niño que sobrevivió. En él nos narran la historia de sus descendientes y sus aventuras en Hogwarts, pero también la autora nos da algunos detalles más sobre este universo fascinante y mágico.

Advertisement

Hay una ancianita que quizás nunca llamó tu atención en los libros pasados, esa que se encuentra en los alrededores del Expreso de Hogwarts vendiendo dulces a los niños. El hecho es que la viejita no solo es una emprendedora comerciante, sino también trabaja para el departamento de seguridad del tres expreso, y tieene haciéndolo mucho tiempo. Tanto, que ni siquiera recuerda su propio nombre.

La ancianita también es una bruja, y tiene ciertas habilidades bastante macabras que puede usar para mantener a los niños en el tren y evitar que se escapen. Por ejemplo, puede transformar los dulces que vende en granadas (sí, granadas, de esas que explotan) y arrojarlas a los niños, y además en lugar de manos la realidad es que tiene garras con púas gigantescas. Nada adorable después de todo, ¿cierto?

Sponsored

El Ministerio de Magia la contrató hace casi dos siglos, en el año 1830, y desde entonces no ha faltado a su palabra. Nunca se le ha escapado un niño, lo cual es bastante comprensible, dado que yo no intentaría escapar si lo que me detiene es una anciana loca de 200 años de edad con manos de púas y muchos explosivos. [vía io9]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.