La semana pasada pudimos leer en distintos medios la noticia de un nuevo dispositivo en Kickstarter que obraba un raro milagro: convertir el agua en vino. La máquina, apodada muy apropiadamente The Miracle Machine, es en realidad un engaño. Eso sí, es un engaño por una buena causa: luchar para que los más necesitados tengan acceso a agua limpia.

Afortunadamente, esta vez no es una broma gratuita como el reciente caso de LIVR. La máquina forma parte de una campaña viral puesta en marcha por la ONG Wine to Water. Esta organización trabaja para hacer llegar agua potable a personas en países donde este bien aparentemente tan normal no existe. El nombre se debe a que, para recaudar fondos con los que crear infraestructuras de agua limpia en estos países, venden botellas de vino.

Según explican los responsables de la campaña en una nota de prensa, por sólo un dólar, una persona puede tener acceso a agua limpia durante todo un año. No hace falta explicar lo que podría lograrse con los 499 dólares que muchos querían pagar por The Miracle Machine.

Advertisement

Evidentemente, ninguno de los inversores en esta falsa maquina perderá su dinero porque nada se ha cobrado todavía. Wine to Water lanzará una botella conmemorativa el próximo 22 de marzo, día internacional del agua, para recaudar más fondos con los que paliar esta desigualdad. Según datos de la ONG, más de 2.500 millones de personas en el mundo no tienen acceso a agua potable. Cada 22 segundos muere un niño precisamente por enfermedades derivadas de la insalubridad del agua. [Wine to Water]