Los escritorios elevados han ganado popularidad en los últimos años porque contrarrestan, al menos según la teoría, los perjuicios de pasar gran parte del día sentado. Varios estudios respaldaban que es necesario pasar al menos 4 horas al día de pie. Ahora, un análisis pormenorizado de ellos ha aportado una perspectiva muy diferente.

Advertisement

El análisis ha reparado en la metodología de 20 de dichos estudios, sus conclusiones y el tamaño muestral. Los resultados no son demasiado halagadores: la mayoría pecaban de errores sistemáticos, falta de control, de aleatoriedad y duraban demasiado poco tiempo como para sacar conclusiones sólidas.

Cuando compararon contra otra serie de estudios realizados con muestras mucho más grandes (de 5000 personas durante 16 años), los autores del análisis concluyeron que la cantidad de tiempo que pasamos sentados en el trabajo no tiene un efecto sensible (diferente a que no haya efecto en absoluto) en la tasa de mortalidad y la longevidad. Sobre todo porque tampoco aportaba beneficio adicional contra medidas de efectividad probada como hacer ejercicio o comer sano.

Hay un largo trecho entre concluir que no hay ningún beneficio probado a concluir que no hay beneficio alguno, mucho menos a afirmar que es perjudicial para la salud humana pero lo que parece quedar claro es que no es ni la panacea ni el remedio milagroso que muchos esperaban. [Cochrane]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.