La ley de Moore (aunque es una observación, si nos ponemos técnicos) es en parte la responsable del avance increíble de la humanidad durante el siglo XX. Aunque intuitiva, es posible que cueste hacerse una idea del salto radical que ha supuesto frente a la electrónica de hace 50 años. Estas imágenes lo muestran a la perfección.

La imagen de arriba muestra lo mejor de la electrónica de los 90 en su máxima expresión: Un Apple Newton, una videocámara VHS de JVC, un portátil Toshiiba, un reloj de pulsera, un Motorola Dynatac, una Polaroid y un Walkman. Hoy, todo eso puede hacerse, con mejor calidad y de manera más eficiente desde un teléfono móvil (y además es uno que ya, irónicamente, podríamos considerar obsoleto, el iPhone 4).

Advertisement

En e l Washington Post tienen otros ejemplos bastante buenos, como esta comparación entre la calidad gráfica del Wolfenstein de 1992 y el de 2014.

La cual a su vez me recuerda también a esta, el Indiana Jones de la Atari 2600 comparado con el Nathan Drake que llegará a Playstation 4 en algún momento del año que viene (si no se retrasa más):

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)