No pudo ser. El pasado 14 de abril, el cohete Falcon 9 de SpaceX se estrellaba en una plataforma en mitad del océando. La faltó muy poco, y técnicamente falló por llegar a la plataforma con sólo unos grados de inclinación. Esta fotografía, espectacular, muestra el instante justo antes de estrellarse.

Aunque con cada sucesivo aterrizaje nos hemos ido quedando cada vez más cerca, todavía pasará un tiempo hasta que los cohetes reutilizables formen parte habitual de la exploración espacial.

Advertisement

Son vitales para reducir los costes en las mismas y para establecer un sistema lanzadera que nos permita llevar cómodamente materiales y provisiones tanto a la Estación Espacial Internacional, a una futura base en la luna , lanzar sondas o a poner satélites en órbita sin grandes complicaciones. [vía iO9]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)