Para algunos es un mito urbano, para las compañías que fabrican ascensores una funcionalidad, real, más. Las conversaciones sobre si el famoso botón parar cerrar las puertas del ascensor más rápido funciona de verdad son frecuentes. ¿La realidad? No importa demasiado.

En principio, y salvo casos excepcionales, el botón no es un placebo, funciona de verdad. La cuestión es que aunque en la mayoría de los casos funciona, su funcionamiento se puede ver alterado por una serie de razones. Para empezar, habitualmente tiene un retardo entre que se pulsa y las puertas se cierran, así se evitan sobresaltos o golpear accidentalmente a alguien.

Advertisement

Por otro lado, algunos funcionan sólo en determinados tipos de situaciones y es posible que haga falta una llave u otro tipo de protocolo especial para activarlo. Por último, y probablemente sea una causa más frecuente de lo que parece, simplemente están rotos.

Dejando las causas a un lado, este vídeo de Tech Insider explica bastante bien todos estos aspectos y además proporciona otro truco clave: si partimos de que da igual lo que haga el botón ¿Cómo hacer que las puertas se cierren más rápido?

Advertisement

La idea es simple: la mayoría de ascensores incorporan unos sensores en las jambas de las puertas que detectan cuando alguien está cruzando o no (así evita cerrar las puertas por accidente y aprisionar a alguien). Así que lo único que hay que hacer es pasar la mano o la pierna por delante de uno para que el ascensor “crea” que alguien ha pasado al habitáculo y prosiga lo antes posible su marcha.

Imagen: Denis_A/Shutterstock

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)