Diseñar páginas de Error 404, esas que nos dejan tirados en la inmensidad de Internet, es todo un arte. Porque de eso se trata: endulzar la decepción con una sonrisa, una sorpresa... o ¡un juego! Eso es justo lo que el diseñador y desarrollador austriaco Norbert Landsteiner ha hecho en su página web, dejarnos jugar a una versión del Space Invaders si aterrizas en un enlace que no funciona. Y lo mejor: el 404 funciona como obstáculo a los disparos de las naves invasoras. Puedes probarlo aquí. Desearás encontrarte con errores como este por todo Internet. [mass:werk vía Laughing Squid]