La Nintendo Switch recibirá sus juegos de dos maneras, la primera es en cartuchos físicos, y la segunda es descargándolos en la memoria de la consola o en tarjetas MicroSD. Si pensabas guardarlos todos en la memoria interna, mejor piénsalo otra vez. Ya hay uno que sencillamente no cabe.

La memoria interna NAND de la Switch ofrece 32GB de los que una parte está reservada al sistema operativo. En ese espacio caben algunos juegos, pero no demasiados. Disgaea 5 por ejemplo, ocupa 5,9GB de espacio. Mario Kart 8 Deluxe sube un poco más y ocupa algo más de 7GB. Zelda: Breath of the Wild es de los más grandes, con 13,4GB.

Advertisement

En Japón acaban de anunciar Dragon Quest Heroes, y ocupa 32GB. No cabe en la memoria interna ni aunque la tengamos completamente vacía de juegos.

Advertisement

Obviamente, esto es un problema solo si pretendemos descargar el juego. Si lo compramos en su versión de cartucho se ejecuta directamente desde ahí. La cuestión es que si queremos tener una biblioteca de juegos instalados relativamente grande vamos a necesitar sí o sí una tarjeta de memoria MicroSD. Nintendo ha asegurado que la consola aceptará unidades de hasta 2TB.

¿Y si le conectamos un disco duro externo? De momento esa opción no está disponible de fabrica, pero Nintendo está trabajando en ello para que sea posible en un futuro cercano. La tarjeta MicroSD, en definitiva, no va a ser un lujo, sino más bien una necesidad. Afortunadamente han bajado bastante de precio y una de 64 sale por alrededor de 20 euros.