Imagen: Galaxia NgC 4569. Crédito: CFHT/Coelum.

Durante mucho tiempo hemos creído que la materia de nuestra galaxia provenía de la formación de las estrellas y el Big Bang, pero un estudio propone que en realidad la mitad de la materia de la Vía Láctea proviene de otras galaxias distantes, incluyendo los átomos que forman nuestros cuerpos humanos.

El estudio lo llevó a cabo un grupo de astrónomos e investigadores de la Universidad del Noroeste, en Estados Unidos. Después de llevar a cabo simulaciones de cómo se forman las galaxias, utilizando superordenadores, llegaron a la conclusión de que la mitad de la materia de la Vía Láctea proviene de galaxias que se encuentran a una distancia de hasta un millón de años luz. Lo siguiente que planean hacer es continuar refinando su teoría con observaciones de la galaxia utilizando el telescopio espacial Hubble.

Advertisement

El hallazgo de este grupo asegura que gran parte de la materia de nuestra galaxia, al igual que de muchísimas otras, llegó gracias a los vientos galácticos, partículas cargadas que han sido estimuladas por agujeros negros supermasivos y supernovas. Este proceso lleva el nombre de transferencia intergaláctica, y sería el responsable de haber traído a nuestra galaxia incluso la mitad de los átomos que componen la Tierra y los seres humanos. En conclusión, podría decirse que, en cierto modo, somos parcialmente intergalácticos.

Con este estudio el grupo desea descubrir más detalles acerca del origen del universo y cómo se formó. [Royal Astronomical Society vía Engadget]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.