Los amantes de la exploración y la paleontología suelen relatar la curiosa historia de una cena de exploradores que tuvo lugar en 1951 en la que se sirvió carne de un mamut que encontraron congelado en Alaska. Un reciente estudio de ADN de la Universidad de Yale confirma lo que muchos sospechaban. En aquella cena nunca se sirvió Mamut.

Corría el año 1951, y el exclusivo Club de Exploradores celebraba su tradicional cena anual, la número 47, en el Hotel Roosevelt de Nueva York. En las invitaciones a la gala que envió el anfitrión del evento, el comandante Wendell Phillips Dodge, se leía que el menú incluiría carne prehistórica.

Durante la cena, los invitados pudieron degustar lo que se supone que era carne de un megatherium, un mamífero prehistórico antepasado de los actuales perezosos. Dos investigadores de la Universidad de Yale han publicado los resultados de un estudio de ADN en el que confirman que aquella carne no era prehistórica. De hecho ni siquiera era de un mamífero. Se trataba de carne de tortuga marina.

Advertisement

¿Cómo pudieron analizar el ADN de aquella cena? Pues porque la casualidad hizo que se conservaran muestras. Un miembro del club llamado Paul Griswold Howes no pudo asistir y solicitó al club que le enviaran una muestra de carne para el Museo Bruce, en Connecticut, del que era conservador. Griswold recibió una muestra embotellada con la etiqueta “Megatherium”. La muestra se ha conservado hasta hoy, y ha sido lo que han utilizado Jessica Glass y Adalgisa Caccone para su análisis.

La muestra de supuesta carne de megatherium. Foto: AP

Si estamos hablando de un megatherium en lugar de un mamut es porque en el Club de Exploradores nunca se mencionó carne de ese animal. La leyenda urbana de la carne de mamut asada proviene de una historia publicada poco después de la cena en la revista Christian Science Monitor. En ese artículo se menciona que la carne era de un mamut lanudo de hace 250.000 años que el explorador Bernard R. Hubbard había localizado en el permafrost de la isla Akutan, en Alaska.

Advertisement

La historia no era cierta. De hecho, el propio Wendell Phillips Dodge bromeó sobre la cuestión más tarde diciendo que había encontrado una poción mágica para convertir la carne de tortuga en carne de mamífero prehistórico, pero nadie le prestó mucha atención, y la leyenda de la carne de mamut ha perdurado hasta nuestros días.

La prueba de ADN ha contado con el permiso del Club de Exploradores, cuyo portavoz ha declarado sentirse muy satisfecho con los resultados. Aunque suena a sociedad elitista de principios de siglo, el Club de Exploradores es una organización bastante seria dedicada a promover la exploración y el desarrollo científico. Desde su fundación en 1905 ha contado con miembros tan ilustres como Roald Amundsen, Auguste Piccard o Sir Edmund Hillary. A día de hoy, el físico y divulgador Neil deGrasse Tyson es uno de sus socios más prominentes. [vía The Guardian y Mental Floss]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)