Buzz Aldrin con una camiseta que pone “moved el culo hasta Marte”

Buzz Aldrin no es solo el segundo hombre que pisó la Luna y el primero que hizo pis en ella. Además es un fecundo ingeniero aeroespacial que lleva mucho tiempo investigando cómo enviar a la humanidad a Marte. Si algo ve claro el astronauta es que primero la NASA va a tener que soltar lastre.

“Si la NASA y sus agencias asociadas se toman en serio la posibilidad de poner un pie en Marte en un futuro cercano, deben abandonar la Estación Espacial internacional cuanto antes”, dijo Aldrin durante la conferencia Humans to Mars en Washington DC. “Sencillamente no podemos permitirnos el coste anual de 3.500 millones de dólares”, añadió.

Advertisement

El segundo al mando del Apolo 11 cree que la NASA tiene que ceder el control de la órbita baja terrestre a sus socios de la industria privada. Empresas como SpaceX, ATB Orbital y Boeing ya se encargan del transporte de suministros a la Estación Espacial Internacional. Aldrin dice que hay que buscar la cooperación con China y poner el foco en la misión a Marte.

Por supuesto, los planes de Buzz Aldrin para llegar al planeta rojo van más allá de eso. El astronauta ha diseñado unas estaciones espaciales llamadas “cicladores” que funcionarían como una línea de autobuses en una órbita intermedia entre la Tierra y Marte, permitiendo el envío de suministros y tripulación entre ambos planetas.

Advertisement

La construcción de estas enormes naves involucraría necesariamente a la comunidad internacional (la NASA no podría hacerlo sola) y hasta la Luna tendría su protagonismo: habría que establecer una base lunar para poder probar las tecnologías con las que colonizaremos Marte.

Aldrin cree que veremos misiones tripuladas para sobrevolar algún asteroide y el planeta Venus en la década del 2020, y que los primeros colonos de Marte despegarán principios de la década del 2030.

[SPACE.com]